10 cosas asquerosas que hacen los hombres cuando están solos. Sacarse los mocos es solo el principio

Publicidad


Todas sabemos que no somos ningún pan de Dios cuando de asquerosidades se trata. No es que vayamos al baño en un trono de oro y agua de los manantiales nos limpie el trasero o que estemos transpirando y tengamos una toalla con perfume para secarnos nuestras delicadas pieles. Pero creo que podríamos decir con autoridad que los hombres son definitivamente más asquerosos que las mujeres.

Publicidad

Y sobre todo si es que no los estás mirando. Estas son algunas costumbres que tienen los chicos cuando creen que nadie los observa, o peor aún, sí las sabes.


1. Rascarse el trasero…pero sabemos que ese dedo no rascar superficialmente…se mete BIEN adentro

Macarena Salinas UPSOCL

2.  Y claro que después tienen que olerse los dedos…porque no hay nada mejor que el olor a trasero (?)

Macarena Salinas UPSOCL

3. Saborear el olor de sus propios pedos…como si fueran rosas en un jardín

Macarena Salinas UPSOCL

4. Admirar su caca…pero en serio admirarla

Si ves que lo está haciendo corre antes de que venga lo siguiente…

Macarena Salinas UPSOCL

5. Porque si su caca es “hermosa” es hora de mostrarla a sus amigos. Sí, es digna de estar en un cuadro ¿no?

“Mírenla, se parece a tu hermana”

Publicidad

Macarena Salinas UPSOCL

6. Apuntar a algo asquerosos cuando van a baños públicos…esperemos que eso no sea otra caca

Macarena Salinas UPSOCL

7. Meterse el dedo en la nariz y luego ¡CLARO, HAY QUE EXAMINAR SU CONTENIDO!

Macarena Salinas UPSOCL

8. No lavar sus sábanas por semanas…Cuidado si te ibas a aventurar a sentarte

Macarena Salinas UPSOCL

9. Sonarse la nariz en la ducha

Solo imagina esos fluidos mezclados con agua y después jabón. ¡IUGH!

Macarena Salinas UPSOCL

10. Reutilizar la ropa que usaron en el gimnasio para más de una ocasión

Esperemos que no sea en tu cita.

Publicidad

Macarena Salinas UPSOCL

¿Conoces alguna otra costumbre digna de mencionar? ¡Cuéntanos!

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.