10 impresionantes hallazgos que la gente ha hecho en su patio trasero

Publicidad


Carros, restos arqueológicos y multimillonarios tesoros han sido encontrados en el patio trasero de casas al rededor del mundo. Después de ver este listado, es probable que se te despierte la curiosidad y quieras ir a echar un vistazo en tu propio patio. Pero cuidado con lo que puedas encontrar… No todos los protagonistas de estos descubrimientos recibieron la noticia con gran entusiasmo. Algunos de ellos vivieron un momento bastante aterrador.

Publicidad

1. Los restos de un dinosaurio

archant / BBC / nukethefridge

Ocurrió en 1997, en Inglaterra. John Lambert había decidido construir una cerca para los alrededores de su casa, cuando su pala se topó con un gran hueso. John lo sacó y lo dejó olvidado en su establo durante 16 años. Hasta que en 2013 decidió que un experto lo revisara y se dio cuenta de que era el hueso de un enorme Pliosaurio, un reptil marino que habitó en la Tierra hacer 250 millones de años.


2. Uno de los tesoros más cuantiosos de la historia de EE.UU

National Geographic

En 2013 una pareja de casados paseaba a su perro en el patio trasero, cuando encontraron una caja oxidada que sobresalía del suelo. En su interior había monedas de oro, emitidas entre 1847 y 1894. Lo increíble del asunto es que en el patio habían enterradas al menos 8 cajas similares que habían conservado las monedas en perfectas condiciones.

Publicidad

El matrimonio decidió subastar la mayor parte del hallazgo. Se cree que su valor estaría hoy avaluado en 10 millones de dólares. Este caso se conoce desde entonces como “El tesoro de Saddle Ridge”.


3. Una bolsa de marihuana, avaluada en 175 mil dólares

Documenting Reality

En 2012, un habitante de Los Ángeles decidió instalar páneles solares en el tejado de su casa. Y al abrir las vigas se encontró con una gran bolsa con sobres de marihuana. Al parecer el contenido estaría avaluado en 175 mil dólares. Una cifra bastante escandalosa, que algún delincuente decidió esconder en su patio.

Publicidad

En caso de que regresara, el dueño del inmueble decidió dejarle una nota:

“Encontramos la bolsa y le avisamos a la policía. Ellos confiscaron las drogas y mi casa está bajo vigilancia. Lo siento”.


4. Los restos de un indígena del milenio pasado

ABC

En 2014 un niño de 14 años estaba excavando para hacer un estanque en su patio trasero, cuando encontró huesos humanos. Su padre de inmediato llamó a la policía y al examinarlos, se concluyó que los restos pertenecían a un indígena americano que vivió allí hacer 1.000 años. Los arqueólogos continuaron las excavaciones en aquél patio trasero y se cree que allí existió un cementerio indígena.

¿Y cómo te sentirías tú si descubrieras que tu casa está justo encima de un cementerio antiguo indígena?


5. Un túnel que lleva a la pirámide de Keops

Nasul / Ancient-origins

En la localidad egipcia de El Haraneya, cerca de Giza, un lugareño excababa en su patio cuando encontró un misterioso túnel. Se trataba de un pasadizo secreto que conduce a la pirámide más grande y antigua de Giza: la Gran Pirámide de Keops. Este hallazgo había sido documentado por el historiador griego Herodoto, después de una visita a Egipto.


6. Un gran refugio contra bombas atómicas

Mae Ryan

Chris y Colleen Otocasek compraron una vivienda en California y ya sabían que incluía un refugio subterráneo construido durante la Guerra Fría. Pero cuando decidieron entrar en él se dieron cuenta de que se había conservado en perfecto estado. Municiones como revistas, libros, tarros de café, productos enlatados, pastillas para dormir y hasta toallas de papel; permanecían intactos, como si no hubieran pasado 50 años.

Al parecer el refugio fue construido por un ingeniero que habitó la casa.


7. Los restos de 6 meteoritos

CEN

Las probabilidades de que un meteorito llegue a tu patio trasero es ínfima. Pero este hombre que vive en Bosnia se encontró con un número de meteoritos que desafía cualquier estadística. Científicos de la Universidad de Belgrado confirmaron que las piedras halladas en su casa pertenecen al menos a 6 meteoritos.

Actualmente se investiga el campo magnético al rededor de su casa. Y mientras tanto, él ha decidido reforzar su techo con barras de metal.


8. Tesoros medievales

Handout, AP / Bundesdenkmalamt /
Bettina Sindonie

En 2007 un hombre en Austria encontró un tesoro con centenares de joyas en su patio trasero. Anillos, broches, hebillas y valijas de plata estaban guardadas en una caja que él desenterró y sin revisar la dejó al olvido, en el sótano de su casa.

Pero un día que se fue a mudar, se topó de nuevo con aquella caja y fue grande su sorpresa al encontrar las joyas. El hallazgo fue sometido a exámenes y se determinó que las joyas tenían casi 650 años de antigüedad. El hombre entregó la caja al museo de la ciudad, sin interés monetario.


9. El caparazón de un armadillo prehistórico

Newsner / Nature World News

En Argentina, Jose Antonio Nievas encontró un enorme y negro “huevo de dinosaurio”, o al menos eso pensaba él.

Al examinarlo, se concluyó que era el caparazón de un glyptodon o armadillo prehistórico que es tan grande como un Volkswagen Beetle.

♥volkswagen♥ #volkswagen #volkswagenbeetle #♥

A photo posted by Ⓜohammad Safari (@mohammad_pikaso) on Jan 28, 2017 at 5:18am PST

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

El caparazón presentaba magulladuras, probablemente resultado de una pelea con otro armadillo.


10. Un Ferrari

Jalopnik / Larevueautomobile

En 1978 dos niños de Los Ángeles encontraron un Ferrari Dino 246 GTS, enterrado en el patio trasero de su casa. La policía ayudó a desenterrarlo y confirmaron que se trataba de un auto reportado como robado. Se presume que el auto estuvo relacionado con un caso de estafa a una compañía de seguros. Pero había pasado tanto tiempo bajo tierra que el auto ya no estaba en sus mejores condiciones.

Aún no puedo creer que uno de ellos haya entregado todas las joyas al museo de la ciudad, sin mayor beneficio económico.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.