12 fotos dolorosamente honestas de cómo son los 2 primeros años de cualquier madre

Publicidad


Nadie dijo que sería fácil, pero dicen los que lo han vivido, que vale absolutamente la pena. No todas las madres viven su embarazo como Beyoncé, con espléndidos trajes y tal practicidad (multitask) que diera la impresión de que tuviera un magíster en ello. Las mujeres de carne y hueso, con menos ayuda y varios dólares menos, se las arreglan para sacar adelante a sus pequeños lo mejor que pueden. Todo hay que decirlo, la maternidad es una tarea agotadora, y es eso lo que relatan estas fotos: aparte de la magia, ser mamá duele, cansa y enternece; todo a los extremos.

Publicidad

La fotógrafa aficionada Anna Ogier-Bloomer decidió voltear el lente y capturarse a sí misma para documentar sus primeros dos años de maternidad. Si eres madre primeriza, vale la pena que eches un vistazo a su honesta galería.

Ahh… y debo advertirte que, la mayor parte del tiempo, todo gira en torno a la hora de comer…

Publicidad

“El acto físico de la maternidad comienza en la concepción y continúa evolucionando a través de la vida de un niño”.

-dijo Anna a PopSugar.-

1. “Una engorrosa mañana en Brooklyn, 2014”

Anna Ogier-Bloomer

2. La primera noche en casa

Anna Ogier-Bloomer

3. Foto de su adolorido pezón, para el médico

Anna Ogier-Bloomer

4. Los “típicos” rasguños de una sesión de lactancia, algunos meses después

Anna Ogier-Bloomer

5. Casi todo el tiempo…

Anna Ogier-Bloomer

6. Los almuerzos

Anna Ogier-Bloomer

7. Enferma y por suerte, con algo de ayuda

Anna Ogier-Bloomer

8. ¿Privacidad? ¿qué es eso?

Anna Ogier-Bloomer

9. De lado, como siempre, le guste o no

Anna Ogier-Bloomer

10. Plácidamente

Anna Ogier-Bloomer

11. La cena con papá

Anna Ogier-Bloomer

12. Las siestas colectivas

Anna Ogier-Bloomer

13. Succionando fuerte

Anna Ogier-Bloomer

14. También alcanzó a donar 4,6 galones de leche materna

Anna Ogier-Bloomer

15. Durante esos dos años, rara vez hay momentos de relajo como este

Anna Ogier-Bloomer

Sin duda una labor titánica, pero muy gratificante.

 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.