4 razones por las que no deberías salir con alguien ocho años más joven o más viejo que tú

Publicidad


En todo orden de cosas, tanto en la vida como en las citas, deberíamos establecer algunos “absolutos”. Por ejemplo, en la vida un absoluto podría ser no hacerse amiga de la chica fastidiosa que abrevia absolutamente todo cuando habla (bueno, si a ti no te molesta es cosa tuya, pero es un absoluto para mí). En cuanto a las citas, vamos a establecer una regla, la de “los ocho años”.

Publicidad

¿De qué se trata? Básicamente consiste en no salir con nadie que sea ocho años mayor o menor que tú. Sí, obviamente hay casos en que parejas con esa separación de edades funcionan a la perfección, pero te voy a dar un par de razones por las que es mejor ni siquiera intentarlo.

Es objetivo, siempre buscamos salir con gente que esté, más o menos, dentro de nuestro mismo rango de edad. Acá, cuatro razones que avalan esta teoría:

1. Nunca entienden tu referencias

Claro, son de distintas generaciones, veían distintos programas, escuchaban música diferente… No tiene nada de malo, pero cuando empieces a conversar con el otro acerca de las fantásticas películas que hacía Meg Ryan antes y esa persona ni siquiera la conozcan, bueno, hasta ahí llegó el tema de conversación.

Publicidad


2. Dependen de los padres, DEMASIADO

Ok, mis padres todavía juegan un rol importante en mi vida, pero cuando estás planeando un viaje con tu pareja y ofrece a sus padres para llevarlos al aeropuerto algo anda mal. No me mal interpreten, fantástico que los padres quieran llevarte al aeropuerto, pero ahí es cuando te das cuenta que ellos son los que la van a recoger al trabajo todos los días. De verdad, es hora de crecer.


3. Puede que aún no se independicen

No se trata de evitar a quienes viven con sus padres ni nada por el estilo. La verdad, en mi caso me encantaría estar viviendo con ellos (todo es mucho más simple), pero cuando tienes cierta edad y tú ya dejaste “el nido”, salir con alguien que aún no es independiente es duro… Es decir, están viendo una película hasta tarde y tu pareja se tiene que ir porque de lo contrario los padres se enojarán. No inventes.

Publicidad


4. Se comunican poco

Cuando tú entiendes que la comunicación es de a dos, pero estás en una cita y la otra persona no deja de mirar su celular, algo te va a chocar. O al revés, tú quieres conversar con tus amigos por chat, pero el/la vejete que tienes al frente sólo quiere conversar de la actualidad nacional. En el primer caso, que tu pareja prefiera tomarse una selfie antes que tener una buena conversación es una molestia que no vas a superar. Simplemente, en ambas ocasiones no se van a entender y todo será un desastre.

Da para pensar, ¿no?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.