7 comidas que compras sin saber que en realidad son un cruel engaño y te están vendiendo otra cosa

Publicidad


Aunque trates de ser un consumidor informado, hay muchas veces en que las compañías te venden cosas como que son una comida, pero en realidad son otra más barata de producir. Y tienen el descaro de vendértela a un precio más alto, solo para completar la estafa. Y hay ciertas comidas que parece son más fáciles que el engaño pase desapercibido. Estas son 7 de ellas, para que no te confíes cuando las compres.

Publicidad

Cuidado con que te suba la presión al ver el nivel al que llegan sus engaños.

1. Queso Parmesano

Muchos quesos parmesanos u de otros tipos que venden rallados contienen celulosa, que es un aditivo no dañino para el cuerpo, para hacer que rinda más. Sin embargo, hay muchas compañías que se aprovechando poder hacer esto y le ponen más celulosa que queso. O le ponen celulosa incluso cuando su envase dice ser 100% queso.


2. Wasabi

Se dice que el 99% del wasabi que se vende en los Estados Unidos es falso. Y no son los únicos, en España se dice que puede llegar a tener “un 75% de rábano picante y un 3,5% de wasabi del de verdad”. Esto ocurre porque el wasabi se hace en una región muy específica de Japón y por lo tanto la producción es limitada, siendo muy caro.

Publicidad


3. Aceite de oliva

Aunque el aceite de oliva tiene múltiples beneficiosos, la gran mayoría del aceite de oliva que se vende es falso, y puede incluso ser dañino. Puede tener casi cualquier cosas para abarator costos que no sea oliva, como por ejemplo, aceites de colza, avellana y soya coloreados con clorofila, según Selecciones. Lo que es más, aseguran que el fraude es tan grande que aunque “Italia produce un promedio de 400,000 toneladas de aceite virgen extra al año, pero vende de 900,000 a un millón de toneladas de aceite virgen extra italiano”.


 

4. Miel

Gran parte de la miel es diluida con sirope de máiz u otros para abaratar costos. Y las etiquetas no necesariamente lo indican.

Publicidad


5. Trufas

No nos referimos a las bolitas dulces. Nos referimos a los hongos que vuelven a los gourmet locos. Pero lamentablemente hasta ellos están siendo engañados. Aunque la mayoría son imitaciones químicas.


6. Especias

Las especias que comprar ya molidas pueden traer cualquier cosa. Porque para abaratar costos las mezclan con sus sustitutos. Como explican en La Vanguardia: “algunos proveedores sin escrúpulos hacen locuras: no dudan en mezclar ingredientes como ladrillos machacados, colorantes prohibidos (…). Yo ya no consumo productos molidos ni triturados de tipo industrial”.


7. Pescados y mariscos

“Imagina si la mitad del tiempo que fueras a una gasolinera, estuvieras llenando el tanque con agua sucia en vez de gasolina, así es la historia con los mariscos”, dice Larry Olmsted, el autor de Real Food, Fake Food. Es así con la langosta, y pescados más caros, que son reemplazados por otros más baratos.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.