Acusan a anestesista de provocar una sobredosis de analgésicos en niño por esta macabra razón

Publicidad


El padre estaba afuera cortando el pasto. Cuando entró a la casa, encontró a su hijo de ocho años con la cabeza metida dentro de una lavadora funcionando y llena de agua. Se cree que el niño estuvo sumergido unos 25 minutos antes de que lo rescataran.

Publicidad

Por más tétrica que suene esa escena, no es la trama de una película ni de un mal chiste. Es lo que le ocurrió a un hombre de Los Ángeles (Estados Unidos) y su hijo, Cole Hartman, de ocho años. Tras llamar a Emergencias, los paramédicos llegaron y lograron reanimar a Cole, en ambulancia lo llevaron al hospital y después en helicóptero al Centro Médico Ronald Reagan.

El diagnóstico era que el niño no tenía muerte cerebral, pero los doctores le dijeron a la familia que no recobrará el funcionamiento neuronal normal y podría nunca despertar. 

Publicidad

Entonces, sus padres decidieron desconectarlo de las máquinas que lo mantenían con vida y donar sus órganos.

Hasta acá es una historia muy triste, pero nada fuera de lo habitual en casos de pacientes con diagnóstico similar. Sin embargo, ¿qué pasaría si les digo que alguien podría haberle causado intencionalmente una sobredosis al niño para que falleciera más rápido?

Eso es lo que la Policía de Los Ángeles está investigando: si es que la anestesista Denise Bertone le administró una dosis más alta de analgésicos a Cole para acelerar su fallecimiento y así apurar el proceso de donación de órganos.

Denise Bertone. AP.

Es normal que a los pacientes en estas condiciones se les administren analgésicos para evitar que sientan algún tipo de dolor cuando los desconectan, pero la autopsia reveló que la dosis del medicamento era mucho mayor a la recomendada para alguien de ese peso. 

Publicidad

La defensa de Bertone negó completamente los hechos.

“Su única preocupación era que el niño, que se había ahogado y no se recuperaría, no sufriera ningún tipo de dolor cuando lo desconectaran”.

-Defensa Bertone.

La policía aún está investigando para determinar si la muerte del niño es un accidente u homicidio, pero es terrible que estas cosas ensucien algo tan necesario como la donación de órganos. 

 

 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.