Científicamente comprobado: Leer “Harry Potter” te hace una mejor persona

Publicidad


Si eres parte de ese selecto grupo de seres humanos que aún llora por no haber recibido su carta de Hogwarts, sufre por tener la asignatura de Química y no Pociones y utiliza los lápices como varitas, te tengo la mejor de las noticias: Harry Potter nos hace ser mejores personas.

Publicidad

Sí, sé que les hubiese gustado que les dijese que leer Harry Potter nos hace más inteligentes, más atractivos o más intrépidos, pero ser mejor persona no está nada de mal, ¿cierto?

Un estudio demostró que leer las aventuras del niño que sobrevivió continuos enfrentamientos con Voldemort (temerle al nombre sólo aumenta el temor al hombre), hace que las personas sean menos prejuiciosas hacia las minorías raciales y sexuales.

La razón es simple: durante su vida en Hogwarts Harry siempre se reunió con los menos populares del colegio. Nunca lo vimos ser parte del grupo de chicos atractivos y geniales, siempre un bicho raro que, como todos nosotros, luchaba por encajar. 

Publicidad

El que los lectores de la saga mágica seamos menos prejuiciosos hace que estemos más en contra de políticos como Donald Trump, que vendría siendo lo más cercano a una Umbridge que existe en el mundo real.

Imposible quererla.

Además, saber a qué casa de Hogwarts perteneces es una gran forma de conocerte a ti mismo, según un estudio de 2015. Yo siempre quise ser Ravenclaw porque mi personaje favorito es Luna, pero pertenezco a otra casa (y eso nunca se los revelaré).

Conocer tu casa te permite no sólo entenderte más, sino que saber qué defectos tienes, cuál es la mejor forma de arreglarlos y así ser ¡una mejor persona!

Harry Potter nos enseñó muchas cosas: la fuerza del amor y la amistad, que la unión hace la fuerza y que nadie, pero nadie es desechable. Aunque también hubo veces que llevó las cosas demasiado lejos, fue necesario para hacernos crecer bien.

Publicidad

Yo tengo, literalmente, tatuada la saga en un brazo, así que esto me hace sentir que años leyendo sobre el chico de la cicatriz han dado frutos.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.