Colapsó en plena calle. Cuando despertó vio que Beckham había bloqueado el paso solo para auxiliarla

Publicidad


David Beckham no sólo se trata de millones, sesiones de modelaje y una vida de estrella dentro y fuera de la cancha. Aunque tenga una vida llena de lujos y excentricidades, no deja de tener un lado humilde que dejó al descubierto recientemente cuando una mujer necesitó su ayuda.

Publicidad

A pesar de que muchos piensen lo contrario, han sido distintas las ocasiones en que ha demostrado su fortuna y poder no se ha apoderado de su bondadoso corazón.

Twitter

El ex futbolista transitaba por las calles de Londres, ciudad que lo vio nacer, cuando vio que una mujer mayor había colapsado y se había golpeado la cabeza al caer sobre el suelo. Supo que debía ayudarla.

Estaba por iniciar la hora más caótica de la tarde en la ciudad  y Beckham detuvo su marcha para ofrecerle una botella de agua.

Brooklyn getting kitted out for my presentation on Sunday AW17 collection @Kentandcurwen #LFWM @brooklynbeckham

Publicidad

A photo posted by David Beckham (@davidbeckham) on Jan 7, 2017 at 4:55am PST

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

One of those days … Thanks Tony

Publicidad

A photo posted by David Beckham (@davidbeckham) on Jan 9, 2017 at 5:12am PST

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

Los demás transeúntes ya habían llamado a una ambulancia, pero durante la espera, Beckham detuvo su auto para ayudar a la mujer y ofrecerle una botella de agua si es que de algo le servía para que se sintiera mucho mejor.

Incluso detuvo su auto para bloquear la vía y evitar que los autos se acercaran demasiado a la señora que estaba desplomada sobre la calle.

Una vez que la ambulancia llegó al lugar y la señora recibió ayuda, el ex futbolista se fue de la zona, dejando impresionados a los testigos, quienes dijeron que fue un acto de caballerosidad y es de admirarse.

Twitter

Definitivamente, Beckham hizo lo correcto. ¿Qué opinas al respecto?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.