¿Conoces el trastorno límite de la personalidad?

Publicidad


Seguramente has oído hablar del trastorno límite de la personalidad, o hayas escuchado hablar del trastorno “Borderline”. Ambos hacen referencia al mismo trastorno. Borderline hace mención a la linea fronteriza, al límite que separa dos partes.

Publicidad

Normalmente esta es una sensación que identifica muy bien a este trastorno. Las personas que lo sufren de alguna manera es como si se sintieran al borde de algo… Algo que iremos viendo en este artículo. Los trastornos de la personalidad implican un patrón de conducta, pensamientos y emociones que son desadaptativos para la persona que los vive y para su entorno.

Un acercamiento a los trastornos de la personalidad

Todos tenemos ciertos rasgos de estos trastornos, algunos nos sentiremos más identificados con unos que con otros, pero todas las personas tenemos algunos rasgos de personalidad que suelen pertenecer a algunos trastornos. Hay personas por ejemplo que son tremendamente efusivas, muy “vivas” y activas.

Publicidad

Esto podría confundirse con la manía (característica del trastorno bipolar), pero mientras no cumpla una serie de requisitos X que la encuadrarían dentro del trastorno, no implica absolutamente nada más que poseer un rasgo parecido al de la manía, en este caso.

Publicidad

Los requisitos fundamentales para sospechar de un posible diagnóstico de trastorno de la personalidad implican que se cumplan todos los criterios que se necesitan para ser diagnosticado de ese trastorno, que afecte seriamente a sus relaciones personales, sociales, y a más ámbitos de su vida cotidiana (en el trabajo, en casa, con los compañeros, con los amigos, etc.).

Los trastornos de la personalidad generan malestar y sufrimiento

La persona puede sufrir por ello, pero es un sufrimiento que intenta asumir porque piensa que es inevitable. Además, es habitual que tampoco identifique este sufrimiento como una consecuencia de su manera de comportarse o de percibir el mundo.

Como define el DSM-IV-TR “un trastorno de personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, es estable a lo largo del tiempo y comporta malestar o prejuicios para el sujeto”.

Características del trastorno límite de la personalidad

En el trastorno límite de la personalidad existen una serie de rasgos muy prototípicos:

  • Para ellos es una fuente de sufrimiento extrema pensar que el otro les va a abandonar. Por ello hacen esfuerzos desesperados para evitar que esto ocurra, sobre todo por parte de sus amigos, pareja y familiares. De hecho, para protegerse, antes de que les abandonen abandonan ellos, rechazando a los demás. Paradojicamente lo que buscan es no separarse de esa persona, pero es tal el sufrimiento que les genera ese “posible” abandono que necesitan recurrir a este mecanismo tan defensivo.
  • Las relaciones interpersonales que mantienen con los demás son inestables y alternan entre episodios de idealización, en las que el otro es alguien asombroso y le tienen como un dios terrenal, a episodios de absoluta devaluación, en la que el otro pasa a ser alguien despreciable y malo.

  • Su autoimagen está distorsionada y es muy inestable. Es común que el trastorno de personalidad curse con algún trastorno alimenticio (la bulimia uno de los trastornos más asociados). Esto tiene mucha relación con esa impulsividad tan brutal que ellos sienten y que necesitan canalizar. Por ello muchas veces llevan a cabo conductas que pueden ser temerarias. Ya sean gastos excesivos, el consumo de determinadas sustancias o adicción al sexo.
  • En cuanto a sus emociones, estas suelen ser muy cambiantes. Pasan fácilmente de un ánimo depresivo a uno muy entusiasta. Suelen sentir mucha ansiedad, algo que les hace vivir en un estado de irritabilidad continuo. Estos cambios pueden variar en unas horas o en días. Al fin y al cabo estas relaciones tan inestables que mantienen con los demás no dejan de ser un reflejo de la relación que mantienen consigo mismos, y ello les genera un gran sufrimiento que muchas veces asumen como algo estanco y eterno.
  • Suelen sentir culpa y vergüenza cuando tienen ataques de ira o agresividad. Algo que les hace verse como personas “malvadas” que no tienen remedio. Acaban por asumir esa realidad como verdadera y les cuesta cambiar esta imagen que tienen de sí mismos.

  • Hay un síntoma que es muy característico de este trastorno y es el del sentimiento de vacío crónico que viven. Es como si fueran incapaces de llenar ese vacío que sienten. Con nada. Por más conductas impulsivas, temerarias, expansivas que tengan… nunca es suficiente. Necesitan esa excesiva estimulación para no sentir el vacío, pero esta sensación vuelve una y otra vez y nunca desaparece.
  • Los síntomas disociativos a su vez son muy frecuentes y aparecen en episodios de estrés pronunciado. Es como si pensaran una cosa y sintieran otra totalmente diferente. O como si aparecieran dos caras totalmente opuestas de su persona… Todo ello dificulta que haya un sentido de integración en la persona. Es como si todo apareciera desintegrado y no pudieran remediarlo porque no han aprendido cómo hacerlo.

Por todo ello la psicoterapia es una ayuda muy importante para las personas que están diagnosticadas de trastorno límite de la personalidad. La psicoterapia como una herramienta que les ayudará a manejar y tomar conciencia de todas sus dificultades, tanto sociales como emocionales.

A continuación, para terminar, os dejamos un vídeo en el que se explica este trastorno desde un punto de vista muy personal y realmente cercano.

La entrada ¿Conoces el trastorno límite de la personalidad? aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Publicidad



Fuente: La Mente es Maravillosa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.