Duerme con estilo y crea tu propio antifaz de huevos fritos en 6 simples pasos

Publicidad


Cuando me mudé con mi novio comencé a tener ciertos problemas para dormir. Resulta que él se queda dormido con la televisión prendida y yo jamás en la vida tuve uno de esos en la habitación. Hay que saber compartir, ¿no? El mira sus series con el mínimo de volumen y yo me compré uno de esos antifaces para quedar en la eterna oscuridad, sin embargo, me parece que son demasiado aburridos. Bueno, nadie va a mirar cómo duermes, pero si le quieres darle un toque de glamour a tu antifaz, aquí va una genial idea :

Publicidad

¡Toma papel y lápiz!

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

Materiales:

  • Un antifaz para dormir negro o del color que desees.
  • Pegamento pata tela.
  • Tira de lentejuelas.
  • Tijera para tela.
  • Tela dura blanca (puede ser otro material que gustes).

Manos a la obra:

1. Ordena todo en la mesa para que comiences a crear

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

2. Recorta la tela o material duro color blanco en forma de huevos

No tienen que quedar perfectos, solo debes hacerlos curvos. Colócalos arriba del antifaz para que midas bien la forma.

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

3. Toma los recortes y decóralos con las lentejuelas

Dibuja las formas, luego coloca pegamento en todo el pedazo.

Publicidad

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

4. Ahora, comienza a enrollar el hilo con lentejuelas

Primero la del fondo y luego la del centro. Déjalas secar a un lado durante unos 30 minutos.

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

5. Pega las figuras de huevito y las tiras de lentejuelas en el antifaz

Puedes medir el diámetro de tu cabeza y quedará aún más perfecto. Deja secar todo por una hora.

Publicidad

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

6. ¡Listo, puedes usarlo!

Laura Gummerman/ A Beautiful Mess

Por lo general, el pegamento dejará un olor fuerte. Recomiendo aplicar algo de perfume 🙂

¿Te gusto?

#HazloTúMismo.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.