El oscuro secreto familiar mejor guardado del chef Gordon Ramsay por fin vio la luz

Publicidad


Detrás de ese rudo carácter, el chef Ramsay esconde una triste realidad: vive literalmente azotado por su suegro (sí, parece que hay alguien con peor carácter que él). Según el portal Radar Online, la estrella de televisión lleva una década disputando una batalla familiar con el señor Chris Hutcheson, padre de su esposa Tana Ramsay quien trabajó para él y que le ha hecho gastar casi 2,5 millones de dólares en daños y trámites legales por sus actos inescrupulosos.

Publicidad

#hellskitchen #gordonramsay #meme #canada #insult

A post shared by Sean Tugby (@seanlovestattoos) on Jun 12, 2017 at 7:58pm PDT

Publicidad

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js'%20defer='defer’ defer=’defer

Y es que la guerra de Hutcheson ha superado los límites de cualquier suegro chismoso. Ramsay decidió llevar el caso ante los tribunales hace cinco meses por la invasión a su privacidad y el robo de varios millones de dólares.

Radar Online

Las investigaciones arrojaron que hubo casi 2.000 intentos de hackeo a los computadores de Ramsay, provenientes del señor Hutcheson y sus hijos Adam y Chris Jr., entre el 23 de octubre de 2010 y el 31 de marzo de 2011.

Publicidad

Entre la información robada y posteriormente vendida a los medios, están temas delicados para Ramsay, como su transplante de cabello y la información financiera de su compañía: Gordon Ramsay Holdings Ltd.

A raíz de las pruebas reunidas, la justicia ha decidido condenar a Chris Hutcheson a seis meses de prisión, por el delito de hackeo informático. Sus hijos, Adam y Chris Jr, fueron sentenciados a cuatro meses.

“El episodio que duró cinco meses, es un ejemplo de lo poco atractivo y edificante que es lavar los platos sucios en público”.

-reveló el juez John Bevan, durante la sentencia.-

¡La historia es digna de una película!

 

 

 

 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.