El vibrador fue inventado hace 100 años. En sus inicios se usaba para algo completamente diferente

Publicidad


En la actualidad es cada vez más normal hablar de sexualidad y juguetes sexuales de forma muy abierta y relajada. Es por eso que no es raro terminar conversando sobre este tema con nuestras amigas e incluso intercambiar datos sobre elementos que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida sexual. Es probable que más de alguna vez hayas pasado por el tema de los vibradores y hayas comentado las mejores marcas pero ¿alguna vez te preguntaste cómo fue que llegó a ser inventado?

Publicidad

Lo creas o no, no lo inventaron las mujeres, lo inventaron los hombres y más específicamente los doctores del 1900.

Macarena Salinas / UPSOCL

Pero ¿no se supone que en las épocas pasadas la sociedad era incluso más conservadora de lo que es ahora? ¿cómo iba a ser posible que las mujeres tuvieran vibradores en 1900? Simple: se creía que la estimulación del clítoris era la cura para la histeria, un diagnostico muy usual que los doctores le daban a sus pacientes. Es raro, pero no lo veían como algo exactamente sexual, sino como la medicina para tratar y mantener la locura controlada. En resumen, todos creían que estábamos locas y la estimulación del clítoris a través de masajes era la única cura.

Según Vice, eso es lo que asegura el libro escrito por el médico británico Havelock Ellis en 1913 que titulado The Sexual Impulse in Women (El impulso sexual en las mujeres) donde aseguraba que cerca del 75% de la población femenina sufría de histeria, una enfermedad con síntomas tales como ataques de epilepsia o uso de lenguaje vulgar, que podía atacar en cualquier momento. Según el profesional, la cura para esto era un masaje pélvico.

Publicidad

Macarena Salinas / UPSOCL

El problema era que, en el comienzo, era el propio doctor el que tenía que darle el masaje a la paciente (sí, suena muy raro) lo que provocaba que se le acalambrara la mano.

Es por eso que no sorprende que con la llegada de la Revolución Industrial el vibrador se convirtiera en uno de los cinco primero electrodomésticos en llegar a las manos de las mujeres y también de sus doctores. Así se afirma en el libro de Rachel Maines titulado The Technology of Orgasm: “Histeria,” the Vibrator and Women’s satisfaction (La tecnología del orgasmo: la “histeria”, el vibrador y la satisfacción de las mujeres).

El vibrador eléctrico fue inventado incluso antes que la aspiradora, la plancha y la freidora.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

En la época victoriana no se pensaba posible que las mujeres pudiesen sentir deseo sexual y, además, se creía que sólo podían sentir placer a través de la penetración por lo que los primero tampones fueron incluso más controversiales que estas sesiones de masturbación. Los doctores aseguraban que al finalizar el masaje las mujeres experimentaban un “paroxismo histérico” (que realmente era un orgasmo) y que la cura no duraba por mucho por lo que las pacientes debían volver a repetir el tratamiento varias veces al mes.

Publicidad

Macarena Salinas / UPSOCL

Cansados de usar métodos manuales, duchas pélvicas y hasta un par de intentos de vibradores que usaban la energía hidráulica, en 1880 apareció el inventó que haría la vida de los doctores más fácil y, de pasada, ayudaría a muchas mujeres. Mortimer Granville fue el responsable de inventar el primer vibrador a batería y aunque pasaba 18 kilos, era mucho más portable que todos los modelos que existían hasta ese minuto.

Macarena Salinas / UPSOCL

Para 1918 ya era posible acceder a un catálogo de vibradores donde se podían comprar diferentes modelos con accesorios según el gusto de la clienta. Hasta ahí la gente aún creía que se usaban sólo para curar la histeria, pero con el aumento de videos pornográficos y la inclusión de los vibradores en ellos fue cada vez más difícil ignorar su función sexual.

Recién en 1980 su uso se hizo cotidiano y aunque nacieron desde la poco amistosa creencia de que las mujeres estamos locas, hoy en día tienen un propósito totalmente diferente.

¿Te lo hubieras imaginado?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.