Ella se desmayó en el tren camino a casa. Al despertar, una misteriosa nota apareció en su bolsillo

Publicidad


Las personas que tienen problemas parecidos van a entender: desmayarse en un lugar público puede ser una de las experiencias más terroríficas de tu vida. Perder la conciencia cuando se está rodeado de personas extrañas es una situación extremadamente peligrosa. No tienes forma de saber qué pasó mientras estabas inconsciente, y esa vulnerabilidad es horrorosa.

Publicidad

Esta fue exactamente la situación en la que se encontraba Ellie Farnfield, una chica inglesa que padece de epilepsia.

Facebook/Ellie Farnfield

Un día en el tren camino a casa, Ellie tuvo la mala suerte de tener un ataque epiléptico estando sola. Cayó al suelo, y fue entonces que un hombre desconocido la encontró.

Felizmente para Ellie, su suerte había cambiado ya que el hombre que la encontró se empeñó en ayudarla lo más que pudo.

Facebook/Ellie Farnfield

Le dejó ésta nota en un bolsillo, que decía lo siguiente:

“Eleanor,

Publicidad

Espero que cuando leas esto ya te sientas mejor. Tuviste convulsiones en el tren, así que me bajé contigo. No te golpeaste la cabeza, pero puede que haya dañado tu pierna mientras intentaba ayudarte; ¡Momento en que me di cuenta que estabas teniendo un ataque! ¡Perdón!

Y como si eso no fuera suficiente, además buscó ayuda y le dejo dinero para volver a casa:

También discúlpame por no haberme quedado contigo, pero aquí te dejo un café que podría reanimarte y 10 libras para asegurarme de que puedas volver a casa. Perdóname, no tengo mucho dinero, así que espero que no vivas demasiado lejos. Contacté a algunas personas desde tu celular y ayuda médica, quienes vienen en camino, mientras te acompaña la tripulación del tren. Te deseo lo mejor y que tengas una pronta recuperación.

Publicidad

Con amor,

Tom”

Son este tipo de historias nos devuelven un poco de fe en la humanidad, y esperemos que Ellie pueda encontrar a Tom el Buen Samaritano en algún momento para agradecerle.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.