Esta sonriente mujer podría estar tras uno de los crímenes más misteriosos de la historia de EE.UU.

Publicidad


D.B. Cooper es ya parte de los mitos urbanos de Estados Unidos, a pesar de que su crimen fue muy real. Una de las razones de esto es la imprecisión de los detalles respecto al hombre. ¡D. B. ni siquiera son sus iniciales! Fue error de un periodista. Lo cierto es que un hombre se registró como “Dan Cooper” para subir a un avión en Portland, Oregon, con destino a Seattle el 24 de Noviembre de 1971. Ordenó un vaso de whisky con soda y cuando la azafata se acercó a servirle, le entregó un papel que decía:

Publicidad

Señorita,

Tengo una bomba y me gustaría que se sentara junto a mí un momento.

Publicidad

Lo que pasó después torturó a los agentes del FBI por los siguientes 45 años.

Cooper exigió 200 mil dólares y 4 paracaídas, que accedieron a darle si dejaba ir a sus rehenes. En Seattle, Cooper dejó ir a los 36 pasajeros y a 2 asistentes de vuelo. Luego ordenó a la tripulación volver al aire.

Mientras volaban sobre Reno, Nevada, Cooper les ordenó a todos ir a la cabina. Cuando se atrevieron a volver a mirar, el hombre había desaparecido y la puerta de emergencia estaba abierta.

Nunca pudieron dar con su paradero.

La búsqueda por Dan Cooper se extendió por la zona, pero la escasa evidencia física presente no señalaba a nadie y los testigos no ayudaban: El hombre tenía 50 años… o quizá 40 recién cumplidos. Estaba muy nervioso o aterradoramente compuesto. Medía casi dos metros o era particularmente bajo.

Sólo estaban seguros de que era un hombre… y el testimonio de una pareja de Washington ha puesto eso en duda.

El matrimonio Forman tenía una muy buena amiga y una gran piloto: Barbara Dayton.

La mujer había nacido como Robert Dayton en 1926 y se había unido a la Fuerza Aérea para cumplir su sueño de volar, hasta que un defecto en su ojo truncó su camino y acabó como marinero. Después de su tiempo en la milicia decidió cumplir otro de sus sueños y visitó el Hospital Universitario de Seattle para vivir finalmente en el cuerpo que sentía que le correspondía: El de una mujer.

Legend of D. B. Cooper

Hasta Septiembre de 1971, Barbara regresaría al hospital como parte de la terapia asignada a todos los individuos que pasaban por una operación de re-asignación de género. Registros indican que se sentía deprimida por la falta de dinero y trabajo.

Sin embargo, después de ese punto, las notas la describen como “extrañamente despreocupada” respecto a todo lo que concerniera dinero o trabajo, a pesar de estar desempleada.

Legend of D. B. Cooper

Volviendo a los Forman, esta pareja se dio cuenta de que Barbara no tenía muchos amigos y comenzaron a invitarla a cenar y a visitarla en su apartamento de Seattle. Notaron una marcada disparidad entre el apartamento y su amoblado, que Barbara explicó diciendo que había heredado dinero y, eventualmente, el dinero se había acabado.

Claro, estos hechos suenan sospechosos, pero sería sólo evidencia anecdótica de no ser porque, bueno, Barbara directamente les dijo que era D. B. Cooper.

Durante una de sus cenas, Barbara le contó a los Forman que se había “disfrazado” de hombre, utilizando algunas de las características que aún conservaba. Habría confesado que la depresión y la desesperación por el dinero la llevó a usar lo que había aprendido en la milicia para cometer este extraño crimen, y luego habría gastado todo el dinero durante una extendida estadía en Reno, donde se escondió de la policía a plena vista.

Estas son algunas fotos comparando a Barbara pre-operación con los esbozos dibujados de Cooper en base a testimonios:

Legend of D. B. Cooper

El 2002, Barbara Dayton, fumadora compulsiva desde su juventud, murió de una enfermedad pulmonar. Los Forman decidió por fin acercarse al FBI, pero no esperaban la respuesta que recibieron.

Como registró Geoff Gray en su libro Skyjack: La búsqueda de D.B. Cooper:

“Nadie puede probar que ella era Cooper, pero nadie puede probar que no lo fuera”.

El 2016, el FBI finalmente decidió cerrar el caso sin resolver. La aparición de Dayton como sospechosa puede haber sido parte de esa decisión, exponiendo la absoluta falta de evidencia en este caso.

Ha sido el único caso de un secuestro de avión en la historia de Estados Unidos que logró un robo millonario, pero no acabó en tragedia.

¿Crees que esta mujer puede haber sido la responsable?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.