Este adolescente robó 10 gatos de un santuario animal para usarlos como carnada para sus perros

Publicidad


Frank Lewis tiene 18 años y viven en Port Talbot (sur de Gales), donde está ubicado el santuario para gatos Ty-Nant. Lewis irrumpió en el refugio y robó 10 ejemplares que posteriormente usó como carnada con sus perros de cacería, después de causarles heridas a los felinos para que fuera más difícil su escape.

Publicidad

Wales News Service

Los cadáveres de tres gatos fueros hallados con varias mutilaciones, en diferentes lugares cercanos al santuario del que fueron robados.

Otros cuatro ejemplares fueron encontrados con vida y rescatados pero otros tres permanecen extraviados.

Publicidad

Dos de los gatos que aparecen en esta fotografía fueron matados por los perros de Lewis.

Ty-Nant Cat Sanctuary

Un examen determinó que la causa de la muerte de los gatos fue el ataque violento de otro animal.

Wales News Service

El crimen ocurrió con la ayuda de un cómplice de 15 años de edad.

Los perros de Lewis estaban entrenados para cazar, así que su propietario era consciente de lo que pasaría al interactuar con los gatos que robó e hirió.

Dos meses antes de que esto ocurriera Lewis fue juzgado en un tribunal de menores por haber atacado a una oveja que robó para luego colgarla de cabeza, decapitarla con un machete y publicar fotografías de esto en su cuenta de Facebook.

Publicidad

Wales News Service

La madre de Lewis se suicidó hace cinco años. Después del incidente con la oveja, fue atendido por un psicólogo que determinó que presenta señales de un desorden de personalidad.

Según The Daily Mail, Paul Hopkins, el juez encargado del caso, dijo lo siguiente:

“Usted tortutó a una oveja antes de decapitarla y luego tomó una foto, tal era su satisfacción por lo que hizo”.

“Luego ingresó en un santuario para gatos y robó 10 animales. Los usó como carnada para sus perros”.

“Esos son actos de crueldad equivalentes a sadismo”.

Lewis fue sentenciado a 30 meses en un instituto para jóvenes delincuentes y su cómplice, a un toque de queda de nueve meses.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.