Este vídeo muestra en tan sólo tres minutos cómo han cambiado los pasteles de boda en 100 años

Publicidad


Suenan las campanas, se escucha un “acepto” en el aire junto con risas, alegría y mucha, mucha felicidad, además de algunas lágrimas por aquí y por allá. El feliz día del matrimonio ha llegado. Y como en todas las celebraciones, hay comida y bebida hasta reventar, incluyendo el gran pastel de boda. Pero… ¿Te has preguntado como eran los pasteles en otras épocas? Pues Mode, el canal de Youtube famoso por sus “100 años” de cosas como la ropa o los bolsos, lo ha vuelto a hacer, pero esta vez de los pasteles de boda. Haremos un viaje por el tiempo, partiendo por 1910 hasta llegar al 2016. Dinos, ¿cuál crees será tu favorito?

Publicidad

1. 1916, Estilo simple, refinado y que podría servir aún hoy en día.


2. 1926, cambiaron lo simple por el encaje, aunque las flores siguen presentes


3. 1936, “escamas en las tortas” y por primera vez aparecía el novio y la novia en el pastel


4. 1946 con temas un poco más militares


5. 1956 con un pastel hermoso y cada vez mejor hechos los muñecos


6. 1966 -¡Tres pisos! Además, las flores nunca pasan de moda


7. 1976 – Adoro las campanas, el color amarillo y que sea de tres pisos

Sobre todo la idea de que sea de tres pisos.


8. En 1986 se alocaron por completo, pero no me desagrada en absoluto


9. En 1996  los pasteles eran más cuadrados, más centrados y con unas flores violeta que le dan un toque único


10. 2006 se opta más por los cupcakes y jugar más con los muñecos, ¡es su boda! tienen que divertirse


11. 2016, al parecer optaron por lo colorido y brillante, no más blanco

Este pastel es el que ha estado en el ojo de las críticas porque “no representaría el verdadero 2016”.

Publicidad

Si te apetece ver el vídeo completo, puedes verlo aquí:

Pon atención a la música, pues está estupenda.

¿Cuál te ha gustado más?

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.