Finlandia, el país número 1 del mundo en educación y en… alcoholismo

Publicidad

Tienen el mejor sistema escolar del mundo, pero sus hospitales se llenan de alcohólicos. Algo no calza.

Son dueños del mejor sistema escolar del mundo. Su desarrollo y crecimiento económico de los últimos años parecen dar una luz de esperanza dentro de lo que hoy es Europa. Sus políticos son seres realmente perfectos. Entonces, ¿por qué no son felices? Esa es la pregunta que muchos se hacen en Finlandia, el mejor país del mundo, pero que guarda un lado muy, pero muy oscuro, y no me refiero precisamente a la gran cantidad de bandas de Black Metal que emergen de esos helados paisajes.

Publicidad

Publicidad

 

Javier Corso

Finlandia es hoy un ejemplo de desarrollo, pero al mismo tiempo debe lidiar con las más altas tasas de suicidios, homicidios, y violencia de género, vinculados al excesivo consumo de alcohol entre la población. Este país si bien no es el número uno en alcoholismo, sí está dentro de los 30 que más beben.

Javier Corso

¿Por qué pasa esto?

Según sus mismos habitantes, existe algo así como una doble moral en Finlandia: por un lado está bien que bebas cada fin de semana, ya que de lo contrario, no eres un auténtico hombre. Si alguien no bebe, recibe las presiones del resto. Pero sí esa persona empieza a sufrir problemas con el alcohol, entonces lo abandonan y lo señalan como un perdedor, y esos mismos que le animaron a emborracharse rechazarán que la sociedad pague su tratamiento.

Publicidad

Publicidad

 

Javier Corso

El factor principal de esta afición por el alcohol es la búsqueda de la desinhibición y las ruptura con las barreras emocionales propias del carácter finlandés.

También hay factores externos como la ubicación geográfica, las bajas temperaturas y la falta de luz solar que afectan al estado de ánimo de la población. Los inviernos son helados que transcurren lentamente, a veces no hay luz de sol durante 51 días seguidos y si a eso le sumas temperaturas mínimas de 40 grados bajo cero, entonces… ¿qué más puedes hacer que no sea beber?

Publicidad

Javier Corso

“Tenemos una fuerte tradición de beber los sábados. Si haces bien tu trabajo y cuidas de tu familia, entonces te has ganado un buen trago. Esto significa que beber se convierte, casi por definición, en algo que debe denotar respeto y madurez”.

-Antti Maunu, experto de una asociación contra el alcoholismo-

 El problema con el alcohol también ha generado un aumento en el nivel de violencia de los finlandeses

Publicidad

 

«Hay muchos hombres que maltratan a sus mujeres en casa. Todo el vecindario está al tanto, pero nadie hará nada»

-Mari Hietala, terapista ocupacional-

Javier Corso

Lo preocupante es que no es solo un tema psicológico, sino que trae mucho problemas físicos. Sin ir más lejos, alrededor del 25% de los pacientes de los hospitales finlandeses están allí por problemas con el alcohol.

El gasto fiscal alcanza los 6.000 millones de euros al año, y, si se le añades los costos indirectos, la suma asciende a los 10.000 millones. La cifra cobra su verdadera dimensión al compararla con el presupuesto del país: 50.000 millones.

Javier Corso

¿Qué dicen las autoridades?

Actualmente, las políticas de Finlandia están orientada en invertir en prevención al mismo tiempo que se trata a los enfermos que ya sufren las secuelas del abuso del alcohol. Pero se trata de una decisión compleja, pues estiman que recién en 15 años se verán los resultados. Además, al estar en momentos de crisis, los finlandeses han decidido recortar las áreas especializadas en alcoholismo. Ellos lo justifican diciendo que los problemas son de responsabilidad de los alcoholicos y a ellos como nación no les corresponde tratar ese problema.

Javier Corso

Mmm, no me parece, ¿qué quieren que les diga? Más que mal estamos hablando de un país desarrollado y no muy grande que perfectamente puede financiar los problemas con el alcohol, sobre todo si se trata, por historia, de un país con alto consumo de alcohol.

Javier Corso

Al aparecer, no todo lo que brilla es oro allá en Finlandia; es más, casi nada brilla y es por eso que deben tomar. Está bien que tengan un sistema escolar perfecto, pero ojo, que eso no quiere decir que todos sean perfectos, y en realidad jamás legarán a serlo por la sencilla razón de creerlo posible.

«Espero que la gente empiece a entender que siempre hay esperanza. Siempre hay posibilidades de un cambio. No debemos bajar los brazos y decir que no se puede hacer nada. No es cierto, hay mucho por hacer y debemos hacerlo juntos”

-Kaarlo Simojoki, experto de la A-Clinic Fundation-

Publicidad

Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.