Fotógrafo es mordido por mamba negra, pero igual termina la sesión. Luego, ve esto en sus imágenes

Publicidad


Las serpientes han sido temidas por años, por décadas, incluso siglos quizás, y la verdad son criaturas mal entendidas que tienen una belleza que pocos tienen la fortuna de ver. El fotógrafo Mark Laita se propuso capturar esa belleza para su libro “Serpentine”. El libro es una colección de bellas serpientes constatadas con un fondo negro, con el fin de sacar lo mejor de sus impactantes colores y texturas.

Publicidad

Como esto, ¡mira qué belleza!

Mark Laita

Si bien puede ser de gran interés para los amantes de las serpientes y herpetólogos (rama de la zoología que estudia a los reptiles y anfibios), el autor insiste en que este trabajo debe ser visto como arte.

Mark Laita

“Mi intención era explorar el color, la forma y el movimiento, usando serpientes como sujetos, pero por supuesto los herpetólogos probablemente disfrutarán estas fotografías también” dijo a “Wired”.

Mark Laita

Una de las serpientes seleccionadas para el libro fue la mortífera mamba negra, una serpiente altamente agresiva y venenosa del continente africano. A pesar de las precauciones de seguridad durante el rodaje, un accidente ocurrió mientras el dueño fue a recuperar la serpiente con un gancho.

El gancho agarró sin querer un cable fotográfico rojo que estaba cerca, lo que asustó a la mamba y mordió la pierna del fotógrafo. La sangre empezó a manar y Lainta inmediatamente temió lo peor.

“Oh, mierda” fue su reacción inicial.

Publicidad

A pesar de que la serpiente no tenía las glándulas de veneno eliminados (lo que, por lo tanto, la hace letal) Laita no fue al hospital por antiveneno. Esto va muy en contra de los consejos de los expertos y no es recomendable hacerlo.

Mark Laita

Por suerte para él, o bien la serpiente le dio una “mordida seca” (o sea, sin veneno) o el veneno fue empujado inmediatamente por la pesada hemorragia de la mordedura.

De cualquier manera, él dice que estuvo muy nervioso esa noche, ya que no sabía si algún veneno había entrado en su sistema.

Mark Laita

Cuando él vio las fotos más tarde, se sorprendió al descubrir que había tomado el momento preciso de la mordedura, que puedes ver a continuación.

Mark Laita

Lo triste es que muchos lo acusaron de auto-promocionarse a través de esta mordida “sin veneno”, lo cual él nunca quiso. Él quería que hablaran de su libro, no de la mordida.

Publicidad

“Todo esto es estúpido, y me hace ver como un imbécil imprudente, que no soy”.

La supervivencia de las mordeduras de Mamba Negra sin tratamiento se pueden contar con los dedos, de hecho, si buscas en la página en inglés de Wikipedia, Laita se puede ver entre los supervivientes.

Mark Laita

Aunque definitivamente la mordida de la serpiente es algo que da para hablar, su libro también es increíblemente bueno, ¿no lo crees?

Mark Laita

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.