Fue utilizado como cómplice sin que él supiera. Se dio cuenta y evitó millonario robo a un anciano

Publicidad


En un día ordinario de trabajo, Izy Rashid, quien se desempeña como taxista en la ciudad de Londres, recibió una peculiar llamada por parte de alguien había ordenado sus servicios para ejecutar un despacho. La petición aludía a que debía dirigirse hasta el domicilio de Barry Stone, quien le entregaría la suma de 12 mil libras (cerca de 15 mil dólares), dinero que debía ser entregado a otro individuo, cuya identidad no fue revelada.

Publicidad

Un adulto mayor, identificado como Barry Stone, había recibido una llamada ese mismo día, en donde un sujeto le explicaba que se encontraba realizando una investigación por fraude bancario. Éste le manifestó que debía entregar la suma explicitada anteriormente, ya que delincuentes habían depositado esa suma tras cometer un delito.

INS

La llamada tomó por sorpresa a Barry Stone, quien a pesar de sospechar en un inicio, concurrió hasta el banco y retiró 15 mil dólares, los cuales representaban los ahorros de toda su vida. Fue allí en donde entró Izy Rashid, quien concurrió hasta el domicilio en donde le habían solicitado y retiró el dinero, sin embargo al ver la gran cantidad de dinero se dio cuenta de forma inmediata que se trataba de una estafa. 

Siguiendo sus instintos regresó hasta el domicilio y le devolvió el dinero a Stone, quien yacía acongojado al interior de su casa tras haber perdido todo el dinero que tenía. El taxista le explicó que se trataba fatídicamente de una estafa, por lo que ambos reportaron el hecho a la policía local, la cual felicitó a Rashid por su heroico gesto.

INS
INS

“Me hace sentir bastante tonto haber sido estafado de esta forma. Después de entregar el dinero no comí nada, no podía y temía reportar el hecho a la policía”.

“Él (Rashid) es un hombre increíble y ahora un gran amigo. Comenzaré a usar su taxi sin duda alguna y me aseguraré que mis cercanos también lo hagan”.

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.