Fue violada y entregada a los perros. Cuando su padre halló el cuerpo, sólo pensó en el suicidio

Publicidad


Mientras caminaba hacia su trabajo fue secuestrada por una pandilla de hombres. La trasladaron hasta un sitio eriazo en la ciudad de Rohtak, en India, en donde abusaron sexualmente de ella y golpearon su rostro con ladrillos. Cuando cualquier indicio de signo vital se había esfumado, los sujetos arrojaron su cuerpo a una manada de perros callejeros y hambrientos, los cuales despedazaron aquellos órganos que no fueron mutilados.

El brutal ataque forma parte de la irrisoria cultura que rodea la figura de la mujer en India, en donde se perpetra una violación cada 22 minutos. Allí, las mujeres son integradas en la sociedad bajo el concepto de la obediencia, sumisión y rendición. Millones de mujeres son maltratadas, abusadas sexualmente e incluso asesinadas por el sólo hecho de caminar solas o soñar con un futuro mejor. 

Publicidad

Sin embargo y a pesar de que este tipo de casos son prácticamente los elementos que configuran a la sociedad en India, la comunidad ha logrado entumecerse por el escabroso asesinato de la joven de 22 años, quien soñaba con convertirse en médico. A raíz de las primeras investigaciones, la policía local ha señalado que un integrante de la banda estaba obsesionada con la víctima, luego de que la joven lo rechazara en un par de ocasiones anteriores. 

Fisal Magray

El cuerpo sin vida de la mujer, quien por motivos legales no ha sido identificada, fue encontrado por su padre, Mahender Singh en un bote de basura contiguo al lugar en donde se cometió su asesinato. Debido al ultraje que sufrió por parte de la banda y los animales, la mujer yacía cubierta con más de 200 gusanos y su cuerpo no podía ser sostenido sin correr el riesgo de esfumarse. A pesar del impacto y la profunda e inherente conmoción que Mahender sintió, él la tomó en sus brazos y gentilmente la posó sobre la camilla del servicio asistencial que se había trasladado hasta el lugar para llevarla.

“Me las arreglé para identificar a mi hija por su ropa y una cadena que su madre le había regalado unos días antes. Nunca seré capaz de quitarme esa imagen de la mente”.

Publicidad

Los restos de la joven fueron llevados hasta un recinto médico, en donde se le practicó una autopsia, la cual reveló que tanto sus órganos internos, como sus genitales presentaban daños irreparables e inexplicables a raíz del violento ataque del que fue víctima. Además, decenas de alambres de hierro yacían insertados en su boca y múltiples segmentos de cabello habían sido arrancados.

Fisal Magray
Fisal Magray

La mujer trabaja en una empresa de cosméticos, cuyas ventas le proporcionaban cerca de 70 dólares mensuales, los cuales guardó sagradamente para poder costearse sus estudios a futuro. A raíz del ataque, decenas de compañeras que trabajaban en el recinto de belleza, han renunciado por miedo a sufrir el mismo destino que la joven de 22 años.

Publicidad

Al respecto, su madre Baed Kaur, ha declarado que se quitará la vida si no consigue justicia en nombre de su hija. A su juicio, este es una de las escenas más terribles que la comunidad en India ha podido ver. Kaur ha manifestado que si querían matarla, ¿por qué no tan sólo le dispararon?

“Mi hija siempre tuvo temor de ser violada. Ella siempre se encerraba en la casa cuando estaba sola, pero mira como murió. Mi hija trabaja duramente para costearse sus estudios a futuros, ya que nuestra condición económica no es muy buena. Solía guardar la mitad y darme la otra para costear los gastos de la casa”.

Fisal Magray

En cuanto a los acusados, la familia consignó haber reconocido a Sumit Kumar, quien durante 12 meses asechó a su hija, pidiéndole que contrajera matrimonio con él. Kumar incluso amenazó a la joven con secuestrarla y someterla a una vida bajo sus condiciones. Quince días antes del ataque, el sujeto se le acercó e intentó cerrarle el paso mientras ella caminaba, pero ella lo abofeteó.

 

Fisal Magray

¿Qué crees que debería suceder en India para que estos atentados en contra de la mujer sean finalmente condenados por la sociedad?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.