Hablarán de nosotras

Publicidad


A través de la biografía de diecisiete mujeres influyentes se nos plantea una nueva concepción del pecado. ¿Son los pecados características inherentes a nuestra personalidad? O, como propone la teología moral, ¿son vicios contra los que hay que luchar? Este es el debate al que nos invita Sandra Barneda en su libro Hablarán de nosotras.

Publicidad

Desde un enfoque psicologicista, los siete pecados capitales no son más que características personales. En determinados grados y situaciones pueden ayudarnos a salir adelante, pero si nos entregamos por completo a ellos podemos acabar perdidos. Por ejemplo, la soberbia puede ser positiva si estimula nuestra asertividad, o negativa si nos aleja de personas queridas.

Como en cualquier característica de nuestro carácter, la virtud está en el punto de equilibrio. No nos olvidemos que, aunque estemos hablando de pecados, en determinadas situaciones un grado intermedio de ira puede salvarnos, igual que la pereza puede relajarnos y la avaricia motivarnos.

Publicidad

37961_1269027635_submedium

En el libro hablarán de nosotras, se nos presenta mediante de los siete pecados capitales a diferentes mujeres acusadas históricamente por ser pecadoras, con la intención de dilucidar si lo fueron realmente o si ese fue su modo de sobrevivir. El lector tendrá que decidir si realmente fueron pecadoras o virtuosas.

Publicidad

Pecado o virtud

Nietzsche escribió en “Así habló Zaratustra” que “desde que hay hombres, el hombre ha gozado demasiado poco, y cuando aprendemos a gozar mejor, nos olvidamos de hacer daño a los otros y de inventar sufrimientos”. 

Cuando pecamos sin culpa, el pecado puede convertirse en virtud. En vez de culparnos por sentir emociones humanas, sería más adaptado aceptar que a veces nos equivocamos.

Aceptar lo que somos, es el primer paso para avanzar. Las protagonistas de hablarán de nosotras fueron tratadas de pecadoras cuando realmente podrían ser unas virtuosas que se atrevieron a romper techos de cristal, aun pagando el precio de ser unas incomprendidas.

images

Hablarán de nosotras narra la historia de diecisiete mujeres poderosas que pecaron para poder ser libres. La reflexión que nosotras podemos hacer ahora es si sigue siendo el pecado una oportunidad para las mujeres de ser libres.

El miedo a ser juzgadas, un impedimento para pecar

Una de las fases más conocidas de Hilary Clinton es “las mujeres son la más grande reserva de talento sin utilizar en el mundo”. Esta célebre frase puede deberse a que las mujeres hemos estado siempre vinculadas al pecado, lo que nos ha conducido a desarrollarnos a medias y sin trasgredir los límites sociales y personales.

La connotación negativa de los pecados y el miedo a ser juzgadas ha impedido durante mucho tiempo que las mujeres pudieran experimentar para conocerse. En cambio sostenían la falsa creencia de que si cumplían con las expectativas sociales no serían juzgadas o lo serían con más clemencia. 
En la actualidad, las mujeres seguimos temiendo ser juzgadas, como si un ADN social nos remarcara la culpa que en ocasiones tenemos que soportar por ser libres.

Compartir

mujer-con-una-flor-en-el-corazon
La nueva línea de debate que se abre con este libro nos lleva a plantearnos si son justas las connotaciones negativas asociadas al pecado y hasta qué punto es un acto natural del ser humano.
 ¿Pueden los pecados ayudarnos a salir fortalecidos en determinadas situaciones o por el contrario nos conducen hacia una espiral de inmoralidad? Todas estas preguntas y algunas más son las que te dejamos para la reflexión. Cuéntanos apreciado lector, ¿qué piensas tú?
“Todo lo que he hecho durante mi vida ha sido desobedecer”
-Édith Piaf-

La entrada Hablarán de nosotras aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Publicidad



Fuente: La Mente es Maravillosa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.