Hombre presiona botón para tomar elevador. Al dar un paso, las puertas lo atrapan y comienza a subir

Publicidad


Quedarse atrapado en el ascensor es la pesadilla de cualquier persona que se enfrente a estos en el día a día. El más ligero sonido poco común enciende todas las alertas sensoriales de nuestro cuerpo y el estado de pánico no tarda en llegar. Afortunadamente, esto no ocurre con frecuencia, pero para la mala suerte de este hombre taiwanes, le sucedió justo a él.

Publicidad

Normalmente para solicitar y usar un ascensor solo basta con apretar el botón, esperarlo y entrar en él. Sin embargo, una extraña avería hizo que las puertas se cerraran antes de tiempo y dejaran a este hombre con las piernas colgando mientras el elevador no paraba de subir.

El hombre fue identificado como un doctor de la Universidad de Ilan en Taiwan de 45 años.

Uno de los aspectos más sorprendentes es que, una vez el elevador se detiene, el hombre posee la entereza y audacia para tomar su teléfono y llamar a emergencias.

Sin embargo, de poco sirvió. Según el medio The Star Online, luego de que el sujeto fue rescatado por los bomberos, murió luego de que lucharon durante una hora para salvarlo.

Publicidad

Y es que el daño que debió haber sufrido tanto en sus piernas como su torax de seguro dañó sus órganos internos.

 

Personal de la universidad habló con Daily Mail y entregaron más detalles.

Publicidad

“El elevador ha estado operando desde 1999 y ha tenido una inspección regular y ha sido reparado.

El doctor tomó el elevador para ir al segundo piso, en donde se encuentra el complejo deportivo”.

-Personal de la Universidad

Los ascensores, tal como vemos, pueden ser muy peligrosos y costar la vida de no solo una persona, como lo fue este caso, sino de decenas.

Es importante que las instituciones que cuenten con elevadores los mantengan en buen estado y con una revisión constante para evitar accidentes como el que vimos.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.