Hombre se niega a apagar su cigarro en una gasolinera. No esperaba lo que iba a suceder

Publicidad


Hay reglas que están hechas para romperse, pero existen ciertas regulaciones que apelan más al sentido común básico de un ser pensante que a hacerse obedecer. Por ejemplo, el no fumar en las estaciones de gasolina. ¿Qué parte de eso es complicado? No prendas fuego cerca de un líquido altamente inflamable. Básico, ¿verdad?

Publicidad

Pero como dice mi abuela, para todo roto hay un descosido y para todo reto al intelecto, por mínimo que sea, existe alguien con dos neuronas solitarias dando bote dentro del craneo dispuesto a probar que ¡sí!

Siempre se puede ser más tonto.

Un joven en Belgica se detuvo en una gasolinera camino a una fiesta y envalentonado por sus amigos, prendió un cigarro justo junto a las mangueras de combustible. Un verdadero nominado a los Premios Darwin.

Publicidad

E&D Media

Hristo Dimitrov, el encargado de turno, le pidió amablemente que apagara su cigarro. Luego lo hizo con más insistencia, pero el joven no tenía la más mínima intención de escuchar razones.

E&D Media

Como nada de eso funcionó, Dimitrov tuvo que tomar medidas.

La tercera es la vencida, dicen.

A los medios, Dimitrov dijo:

“Bueno, todo paso en segundos. La segunda vez que le dije que apagara el cigarro le expliqué que podía hacernos explotar, pero contestó algo tipo, ‘alguien como tú no me va a decir que tengo que hacer’. Así que decidí que no me iba a entender con palabras”.

Publicidad

bTV

Porque siempre se puede ser peor, los jóvenes se pusieron agresivos tras el merecido baño de extintor recibido y comenzaron a amenazar a Dimitrov diciéndole que sólo una de sus camisas costaba más de lo que él ganaba en un mes.

Dimitrov dijo que le perturbó más lo inconscientes que eran ante el peligro que cualquiera de sus amenazas. Fue su supervisor quien llamó a la policía.

“Me gustaría volver a ver a ese chico en el futuro y saber que se convirtió en un profesor, un bombero, un campeón de ajedrez, no sé, que haya hecho algo bueno con su vida. Que esto no fue sólo una parte en una comedia”.

Hristo Dimitrov

Por su actitud de empleado del mes (y de la vida, seamos honestos), su jefe lo premió con un televisor LED y el Internet, con su más absoluta viralización.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.