Ingeniosa madre perdió casi 50 kilos sólo usando Snapchat todos los días. Sí, tal como leíste

Publicidad


Creo que me di cuenta de que era oficialmente una vieja adulta cuando bajé Snapchat porque mi hermana pequeña (una adolescente en plena) quería que siguiera sus historias (el gesto de confianza más grande que puede tener un adolescente contigo, por cierto)— Y NO ENTENDÍ NADA. ¿Filtros? ¿24 horas? ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

Publicidad

Snapchat es una aplicación para compartir contenido multimedia con tus más cercanos con la seguridad de que todo lo que subas se autodestruirá en 24 horas. Esto resulta bastante reconfortante para personas que quieren sentir un cierto nivel de riesgo sin el peligro del exhibicionismo y da esa sensación de AHORA AHORA AHORA que los millenials tanto aprecian.

Según la página oficial Snapchat “no se trata de capturar el perfecto momento Kodak. Es para comunicar todo el rango de las emociones humanas— no sólo lo que es lindo o perfecto”.

Es algo de lo que Caroline Murray puede dar testimonio.

Publicidad

Caroline Murray

“Quería registrar mi perdida de peso en Snapchat para estar motivada. No tenía la autoestima para subir fotos de mi ropa de gimnasio, porque me sentía horrible, pero tomaba fotos de mi comida sana y mis planes de ejercicio.

Los mensajes de apoyo me pillaron totalmente por sorpresa y me dieron valor para comenzar a compartir selfies. Esas fotos se volvieron básicas para mi perdida de peso, especialmente después de comencé a compartir las victorias y los momentos difíciles de mi viaje.

Publicidad

Snap literalmente me puso en forma. Es fantástico”.

Caroline Murray

Caroline publicaba a diario videos de sus rutinas, fotos de su comida y frases motivadoras en la aplicación que bautizó Fatchat (“Gordochat”).

Y mientras lentamente su cintura se reducía, su número de seguidores se disparaba.

Caroline Murray

Esta oficinista de Dublin, Irlanda, vive con sus dos hijos y su esposo Keith, y dice que el cambio fue repentino. Motivado por salud, pero sin un punto específico, sin epifanía.

“Un día me desperté y pesaba 101 kilos. Era talla 22. Me horroricé. Había estado en negación hasta entonces y no me había dado cuenta lo grande que era.

Sabía que debía cambiar mi estilo de vida si quería ver a mis hijos crecer”.

Caroline Murray

Snapchat / Caroline Murray

Cambió sus 3,000 calorías diarias y su dieta de barras de chocolate y platos de Mac n’ Cheese por yogurt, porridge, huevos y jamón de pavo. El arroz integral se volvió su nuevo mejor amigo. Si le daba hambre se comía una fruta o una barra de proteínas y siempre, sin falta, bebía más de dos litros de agua al día. Contrató un entrenador personal y agregó pesas a su rutina.

Pero cuando volvía a casa la tentación la invadía.

“Después del gimnasio no tenía más qué hacer. Era demasiado fácil caer en mis viejos hábitos. Así que cuando estaba por caer, abría Snapchat para distraerme y sentir la motivación que me dan mis seguidores”.

Caroline Murray

Snapchat / Caroline Murray

“No podía creerlo. Mi cuerpo cambiaba cada día y mi ropa vieja ya no me quedaba bien. Subía fotos a Snapchat de mis pies en la balanza para mostrarles lo bien que me iba y no podía creer todo el apoyo que recibía de perfectos desconocidos. Me hizo esforzarme aún más en alcanzar mis objetivos.

Es maravilloso poder inspirar a otros con mi propio viaje. Había tratado muchísimas dietas antes, pero siempre perdía los ánimos.  Esta vez me mantuve atenta porque no quería decepcionar a nadie”.

Caroline Murray

Marc O’Sullivan

Caroline ahora pesa 50 kilos, pero continúa usando Snapchat diez veces al día para mantener motivados a sus 1,500 seguidores.

“Mis videos son cortos, pero positivos y llenos de mensajes para animar a la gente. Ahora me metí a un curso para ser entrenadora personal y convertirlo en mi carrera.

Snapchat no sólo cambió mi peso. Cambió toda mi vida”.

Caroline Murray

Siempre he dicho que las redes sociales son herramientas y está en nosotros utilizarlas de la mejor forma posible. El método de Caroline me parece simplemente genial.

Quizá sea hora de que aprenda a usar Snapchat. ¿Tú te animas?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.