La destrucción de 30 mil cajas de fuegos artificiales ilegales se convirtió en un espectáculo delirante

Publicidad


El gobierno chino tomó lo que es, en mi humilde opinión, la mejor decisión del mundo, y reunió todos los fuegos artificiales requisados durante el año por tener defectos de fabricación o haber sido vendidos a través del mercado negro para darles un final definitivo. En total juntaron más de 30.000 cajas de explosivos y las metieron en una fosa gigante cerca de la provincia de Hubei, al centro de China.

Publicidad

En lo que consideraron un trabajo de “demolición”, cubrieron los verdaderos kilómetros cuadrados de fuegos artificiales con diesel y les prendieron fuego.

Literalmente lo único terrible acerca de esta situación es que no lo pudimos presenciar en persona:

A pesar de que en las ciudades más famosas y más grandes de China, como Beijing o Shanghai, han debido prohibir los fuegos artificiales gracias a sus verdaderamente ridículos niveles de contaminación, la mayor parte de China puede disfrutar de estos artículos pirotécnicos legalmente mientras provengan de una fuente segura.

Increíble, ¿verdad?

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.