La historia del protagonista de la desgarradora foto que se hizo viral tras el tiroteo en Las Vegas

Publicidad


El misterioso hombre que protagonizó lo que probablemente sea la imagen más emblemática del tiroteo en Las Vegas se ha dado a conocer por diversos medios como un joven soldado que corrió valientemente a la zona de peligro para ayudar a otras personas. Su nombre es Matthew Cobos y fue fotografiado el domingo por la noche, mientras yacía sobre una joven mujer para protegerla de los disparos que ensordecían el ambiente alrededor. La poderosa imagen rápidamente se hizo viral

Publicidad

Facebook/MatthewCobos

Cobos y la joven mujer terminaron en el asfalto de la calle cuando el asesino disparó desde el piso 32 del casino Mandalay Bay.

A pesar del terror, el joven soldado protegió a la mujer escudando su cuerpo con el propio. Según reportó Daily Mail, Cobos también cubrió los ojos de la joven para evitar que ella viera la masacre que ocurría alrededor. La imagen muestra el momento en que él le tapa la mirada con la mano.

Twitter/@libyanexpress

Minutos después, Cobos y la mujer se levantaron y corrieron hacia un lugar seguro detrás de un auto.

Cuando la foto comenzó a difundirse, no estaba completamente claro si la mujer había fallecido o sufrido graves lesiones. Pero el fotógrafo David Becker, reveló que ambos, Cobos y la joven, se pusieron de pie y escaparon segundos después de que él capturara la imagen.

Publicidad

Facebook/MatthewCobos

Sin embargo, luego de dejar a la mujer a salvo, el chico regresó a la zona de peligro para ayudar al resto de las personas dañadas. Usó su cinturón para hacer torniquetes y detener hemorragias, de la misma forma en que cubrió heridas de bala con sus propios dedos.

Cobos narró a su familia y amigos que podía oír y ver las balas rebotando del suelo frente a él mientras corría.

Facebook/MatthewCobos

Hoy se encuentra de vuelta en casa junto a su familia en California.

Publicidad

Su historia de valentía y heroísmo merece aplausos.

 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.