La nombraron Primera Ministra. Lo primero que le preguntaron fue por qué no tenía hijos

Publicidad


A veces es difícil imaginar que ya estamos a 2017 y muchos se atrevan a juzgar por el estilo de vida que una persona quiera llevar. Creo que, mientras no dañes a nadie, debes vivir tu vida como más cómodo se te haga. No es necesario que tengas hijos o familia para cumplir con expectativas puestas en ti o cosas por el estilo, es por eso que llama la atención la historia de esta política.

Publicidad

The Australian

Gladys Berejiklian fue elegida de forma unánime como Primera Ministra del Partido Liberal de Nueva Gales del Sur, en Australia, lo que la vuelve la primera mujer en el cargo.

Ella ha estado en el parlamento desde el 2003 y ha sido Ministro de Transportes, Tesorera y Vicepresidente. Se le atribuye haber vuelto la economía de dicho estado como la más fuerte del país y ha estado detrás de los mayores desarrollos en infraestructura.

The Australian

Además de todo esto, ella es soltera y sin hijos.

Así que, como era de esperar, 15 minutos después de que empezara su primera conferencia en el cargo, le preguntaron sobre el tema.

Publicidad

“Recíbanme como me ven. Soy alguien que siempre ha sido sí misma. No todos nosotros podemos planear cómo nuestra vida termina. Soy una persona muy feliz. Si me preguntabas hace 20 años si mi vida sería así, probablemente no. Pero estoy agradecida de las oportunidades que he tenido. También quiero decir de nuevo, no porque debo, sino porque quiero, que la gente más cercana en mi vida es mi familia. No voy a juzgar a nadie por sus asuntos personales. Estoy aquí para gobernar para todos y espero que la gente me juzgue por mis méritos y por lo que puedo hacer”

Gladys Berejiklian, Primer Ministro de Nueva Gales del Sur.

Publicidad

¿Qué te parecen los dichos de Gladys?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.