Ladrones lanzan a bebé de cuatro meses desde un coche en movimiento en Argentina

Publicidad


La vida de una inocente criatura estuvo en peligro cuando 2 ladrones se disponían a robar. El hecho fue registrado en la localidad de Ramos Mejías en el Gran Buenos Aires (Argentina) cuando Luciana, una mujer de 27 años, fue interceptada por dos jóvenes que le quitaron el auto que conducía y en el que iba su pequeño bebé de 4 meses. 

Publicidad

Cuando dos delincuentes le arrebataron el automóvil a Luciana, ella lo único que quería era salvarle la vida a su pequeño, quien iba dentro del vehículo. La misma mujer contó que trató de sacar a su hijo, pero los hombres querían irse lo más rápido posible así que decidieron arrancar y tirar al niño en pleno movimiento.

Agence France-Press

“Lo único que querían era robar el auto, no les importaba nada, terrible… Yo les pedía por favor, que estaba el bebé y no lo podía desatar pero ellos se querían ir y arrancaron el auto y se lo llevaron”.

Publicidad

-Luciana a La Nación

Luciana corrió detrás del auto y a los pocos metros, los ladrones lanzaron al bebé a la calle (aún estaba en la silla de seguridad).

TN

“Cuando lo tiran lo único que atiné fue a correr a levantarlo, lo tiraron a pocos metros, él se queda abajo del auto, me agacho a sacarlo y salgo corriendo a gritos para que me ayuden”.

Publicidad

-Luciana a La Nación

El menor fue llevado rápidamente al hospital donde le diagnosticaron politraumatismo con traumatismo de cráneo sin pérdida de conocimiento. Sufrió lesiones muy fuertes pero gracias a Dios hoy se está recuperando:

El historial clínico dice que el niño “se alimenta por sus propios medios, respira por su propios medios” y que “continuará en observación durante las próximas 24 horas durante las cuales se le dará el alta si su situación clínica así lo amerita”.

TN

Les enviamos todas nuestros buenos deseos para una pronta y rápida recuperación. 

¡Qué se haga justicia!

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.