Le confesó a su familia que era gay. Ellos contrataron a hombres para que lo “sanaran” violándolo

Publicidad


A veces es realmente difícil creer que tantas cosas ocurren en el mismo mundo. En mi país hace muy poco se legalizó la unión de parejas del mismo género, lo que se consideró una victoria relativamente pequeña, pues vemos cómo otros países han logrado prácticamente erradicar la homofobia de sus culturas. Sin embargo, una mirada a la India basta para entender que al menos estamos dando pasos en la dirección correcta, lejos del odio.

Publicidad

Youtube

Koninika Roy de el Fondo Humsafar, una de las organización LGBTQIA más antiguas en la India, compartió con IndiaTimes una terrible anécdota:

El joven Sanjoy (nombre falso para proteger su anonimato) recurrió a la organización a fines del año pasado. Tiene alrededor de 20 años y vive con sus pareja, cosa que sus padres no sabían, pero sí sabían de su orientación sexual. Le obligaron a ver un médico para “tratar” su condición, pero el médico les indico que el joven estaba totalmente sano y que no, la homosexualidad no es una condición médica.

Ellos, no contentos con esta respuesta, decidieron tomar medidas extremas:

Contrataron a un grupo de hombres para que violaran a su hijo.

Publicidad

Afortunadamente, ellos se “limitaron” a golpear e insultar al joven.

Reuters

Es importante recordar que en la India aún existen leyes que castigan los “actos sexuales antinaturales”, pero la vaguedad de estas se han prestado para oprimir a tanta gente heterosexual como gay, puesto que se considera “antinatural” todo lo que no culmine en procreación.

Practicas como el sexo oral, ver pornografía y la masturbación se han considerado “crímenes” ante la corte.

Irónicamente, también tienen una ley de matrimonio que considera que “toda unión de dos hindúes que se realice de acuerdo a las costumbres prevalentes en la comunidad” es jurídicamente valida, así que hay muchas parejas homosexuales indias que, bajo ese estándar, están casadas.

Publicidad

Reuters

Sanjoy se recuperó del ataque y junto a su pareja decidieron tomar acciones legales contra sus padres.

“El dolor es real, las dificultades aparecen enormes, las lágrimas son rojas y hay momentos en que te sientes tan mal que no puedes vivir o respirar porque no parece haber una razón para hacerlo (…) el amor nos ha mantenido fuertes y nuestra fuerza mental alimentó una actitud de no-nos-rendiremos— ahora vivimos juntos, con nada más que nosotros”.

-Pareja de Sanjoy a Gay Star News

Esto es realmente una violencia injustificable.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.