Le dijo a la madre: “quiero al bebé”. Después la esperó afuera de su casa para el ataque final

Publicidad


Un inestable hombre llamado René Ivan Raudales, fue acusado de intento de robo a un bebé en Riviera Beach, Florida. El sospechoso habría seguido en bicicleta a una mujer y a sus hijos de 13 y 2 años, hasta su casa. No sin antes advertirle a la madre: “Quiero al bebé”. Aunque la mujer logró llegar a casa y con el paso de las horas creyó estar a salvo. Lo cierto fue que al volver a salir hacia la escuela primaria por otro de sus hijos, Raudales la estaba esperando para ultimar el ataque.

Publicidad

Google Maps

Según la versión de la madre, Raudales la abordó y se acercó a sus hijos.

Le ordenó que le diera el bebé y enseguida él mismo se dispuso a desabrocharlo de su coche. De inmediato ella reaccionó propinándole un fuerte impacto en la cara con un objeto del bebé. Entonces el hombre decidió alejarse, sentenciando que iba a volver.

#Weekend is made for #family… ❤ #Saturday #home #garden #familytime #sunny #lifewithanna #babycarriage #lifewithanewborn #motherhood #walking #bugaboo #babystuff

Publicidad

A photo posted by Benedetta Bandinelli (@kanbulo) on Jan 21, 2017 at 7:45am PST

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

No pasó mucho tiempo antes de que la policía diera con su paradero.

Al ser arrestado, el sospechoso de 39 años, dijo ser nuevo en la zona y no estar entendiendo nada de lo que se le acusaba. Raudales se puso violento y afirmó no tener recuerdos de aquél incidente.

Publicidad

Riviera Beach Police Department

Sin embargo eso no iba a impedir que se viera enfrentado a cargos de secuestro, agresión agravada y resistencia a un oficial con violencia. El monto de su fianza asciende a los 600 mil dólares.

La madre vivió un momento aterrador. 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.