Madre llora afuera de un taller después de que su hijo muere. Un mecánico corre y le hace una oferta

Publicidad


Si hay algo realmente doloroso en la vida de una persona, sin duda debe ser la muerte de un hijo, sobre todo si él decide acabar su vida con sus propias manos. Ernestina Nunuz es una madre que no tenía explicación para la decisión de su hijo, quien decidió suicidarse con sólo 33 años. 

Publicidad

Daniel, como se llamaba el único hijo de Ernestina, era un marino veterano de la guerra. Después de volver a su país, sufría de síndrome de estrés post traumático. En una de las tantas crisis que tuvo durante su vida, decidió suicidarse a los 33 años. 

10 News

Un año después de la muerte de su hijo, Ernestina estaba devastada. Ya no encontraba una razón para vivir; ya nada tenía sentido.

Publicidad

Esta mujer no tenía un carro, por lo tanto tenía que caminar grandes distancias con bolsas pesadas; las cosas cada vez eran peor. Un día, le dio un ataque de llanto a las afueras de un taller mecánico.

10 News

Richard Newberry, dueño del taller mecánico, siempre veía caminar a esta solitaria mujer por fuera de su tienda. Ese día, al verla llorar, salió corriendo a consolarla. Nadie imaginará qué hizo el hombre por ella después.

Publicidad

“Vamos a partir con las fiestas de navidades antes”, exclamó Richard Newberry quién grabó un video que luego subió a las redes sociales.

10 News

La mujer no podía creer lo que Richard estaba haciendo por ella.

Historias como estas, nos hacen recobrar la fe en la humanidad.

 

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.