Mató a 39 personas en Estambul para Año Nuevo. ISIS le envió tres mujeres como “premio” por su labor

Publicidad


Abdulkadir Mashaipov fue identificado como el responsable de haber asesinado a 39 personas que celebraban la noche de Año Nuevo en Estambul. Según lo que reporta el Daily Mail, el crimen estaba directamente relacionado con el Estado Islámico, quienes lo entrenaron, le dieron indicaciones muy claras y posteriormente habrían premiado su actuar enviándole tres mujeres “en recompensa”.

Publicidad

Reuters

El hombre fue capturado por la policía durante el día lunes y posteriormente las autoridades lo identificaron como el culpable de la masacre vivida aquella noche. Adicionalmente, descubrieron que el hombre había sido entrenado en Afganistán por el Estado Islámico para llevar a cabo este horrible crimen.

En su hogar encontraron a tres mujeres aterradas, quienes habían sido enviadas como una recompensa para el asesino.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

También se han filtrado imágenes del cuarto en el que había estado viviendo donde se puede ver que tenía una bolsa de compras llena de dinero, una copia del Corán, tarjetas SIM para teléfonos y más de 100.000 euros en efectivo.

Publicidad

Anadolu
Anadolu

Además, encontraron una extraña carta escrita a mano que decía lo siguiente:

AP

“Haz lo que quieras… no me importa y no puedo evitarlo y por supuesto que no puedo detenerme. Pero si quieres esto, entonces está bien. Estaré en otro lugar”.

El medio Harriet Daily News aseguró que el hombre había recibido órdenes directas desde Raqqa, el hombre más importante dentro del Estado Islámico. Se cree que originalmente querían atacar la famosa Plaza Taksim, pero debido a un aumento en la seguridad de ese lugar prefirieron hacer un cambio de planes.

Publicidad

EPA

Al parecer el hombre habría llegado a Turquía en enero del año pasado desde Irán después de haber recibido ordenes de incorporarse a la guerra en Siria. Se preparó para el ataque con semanas de antelación y fue allí que le indicó a su jefe que el nivel de seguridad era muy alto en la plaza. Escogieron el bar donde se desarrolló la tragedia casi al azar.

EPA

Ese día Abdulkadir logró escapar, pero su libertad no duró por mucho y ahora juzgado y encarcelado por los horribles crímenes cometidos.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.