Mató de un puñetazo en el estómago a su hija de 9. La autopsia reveló macabros detalles de su vida

Publicidad


La vida de Raashanai tuvo un horrible final en septiembre de 2014. Estaba caminando cuando sufrió un colapso y transeúntes la encontraron inconsciente. Raashanai tenía solo 11 años, y su causa de muerte fue tipificada como el resultado de una infección en su abdomen, la que comenzó tras un golpe que fracturó una de sus costillas, la que punzó ese órgano.

Publicidad

El caso impactó a la comunidad Waukegan, Illinois, en Estados Unidos. Todo se volvió más oscuro cuando se descubrió quién había golpeado a Raashanai: su propia madre, Nicholette Lawrence, de 34 años.

La autopsia de la joven reveló que pesaba solo 30 kilos y que tenía numerosas cicatrices de rasguños y quemaduras de cigarrillos en su cuerpo. Al parecer la niña había sufrido maltrato familiar durante años.

La policía detuvo a Nicholette el 5 de septiembre de ese año y comenzó una investigación por 14 cargos contra la mujer, quien aceptó uno: el homicidio en primer grado de su hija. Lawrence admitió que golpeó a su hija en el abdomen dos días antes de su muerte.

Publicidad

Lake County Sheriff’s Office.

El juicio se prolongó hasta 2017 y esta semana la justicia emitió una sentencia: 43 años de prisión para Nicholette, quien no podrá apelar a beneficios para rebajar su condena. El juez de circuito que revisó su caso, James Booras, no pudo evitar llamarla “una madre monstruo”, indica The New Herald.

Booras parece no haber aguantado luego de enterarse de que Nicholette hacía que Raashanai durmiera en un armario habilitado con un lavadero, pero sin una cama.

Publicidad

“¿Quién encerraría a su hijo en un armario con solo un lavadero, y quién lo alimentaría con solo un bol de cereal al día?”.

-James Booras, juez de circuito en el caso, citado en el Daily Mail- 

Cuando Nicholette escuchó su sentencia, quiso dedicar unas palabras a las personas presentes:

“Solo quiero decirles a ustedes y a todos que estoy muy arrepentida por lo que sucedió (…) No hay un solo segundo del día en que no esté atormentada por las imágenes en mi mente. Raramente duermo”.

-Nicholette Lawrence-

Nicholette tiene otros dos hijos, quienes deberán quedar a cargo de familiares.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.