Niño con rostro “doble” cumple 13 años. Los médicos dijeron a su padres que no sobreviviría un mes

Publicidad


Tres Johnson, de Missouri, Estados Unidos, nació con un extraño defecto genético: una duplicación craneofacial que resultó en la elongación de su rostro, la malformación de su nariz, ojos en extremo separados y lo peor, tremendos problemas neurológicos que afectan su vida diaria dolorosamente. No se trata sólo de simples dificultades cognitivas.

Publicidad

Hasta hace poco podía llegar a sufrir hasta 400 convulsiones diariamente.

Según su madre, gracias al uso de aceite de cannabis ese número disminuyó considerablemente: ahora el pobre sólo debe tolerar unas 40 convulsiones diarias.

Caters

A pesar de las dificultades y dolores, sus padres están muy emocionados porque el ya no tan pequeño Tres celebró su cumpleaños número 13.

A pesar de que esa cifra suele ser relacionada con la mala suerte, los Johnson ven este cumpleaños como una victoria contra todo pronóstico médico:

Publicidad

“Ya no sabemos qué será de Tres en el futuro. Nadie pensó que estaría con nosotros el día de hoy.

Fue fantástico celebrar su cumpleaños, y muy emocional. Un poco surrealista estar esperando el gran día. Estaba hecha un desastre con las ansias, preocupándome por él. 

Que Tres haya llegado a los 13 es muy fuerte.

Es surrealista que haya llegado hasta aquí, cuando los pasados 13 años no han sido más que luchar por sobrevivir. Ya perdí la cuenta del número de veces que nos dijeron que no iba a lograrlo, pero ya es un adolescente. Ahora vamos a ignorar todas esas predicciones y nos concentraremos en cada día que pasa”.

Publicidad

Brandy Johnson

Caters

El Doctor David Staffenberg dijo a metro que muchas veces los médicos dan el peor de los diagnósticos porque deben preparar a las familias para situaciones extremas, pero que en ocasiones el escenario es trágico también para ellos. Para una madre puede parecer que los médicos se “encogen de hombros” – según Staffenberg-, pero detrás de su semblante tranquilo a ellos también les pesa.

Nadie disfruta tener que decirle a una familia que su bebé va a morir.

Excepto, claro, algunos cretinos que la familia Johnson ha tenido que enfrentar, como si un diagnostico aciago no fuera suficiente. Muchas personas consideran necesario bombardear virtualmente a los Johnson con mensajes horribles sobre su hijo y lo que deberían hacer con él.

Caters

¿Qué te parece?

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.