Pagó US$2 millones por avión Super Tanker que combatiera los incendios en Chile. Recibió una desoladora respuesta

Publicidad


Su nombre es Lucy Ana Avilés, una chilena radicada en Denver, Colorado (Estados Unidos), y está casada con Benjamin Sharpe Walton, nieto del fallecido Sam Walton, fundador de la cadena Wal-Mart. Y pese a que tiene tiene varios años viviendo fuera de su país natal, no lo olvida. Menos cuando más ayuda necesita.

Twitter

Chile vive el “mayor desastre forestal” de su historia, como lo denominó la propia presidenta del país Michelle Bachelet, con al menos 122 incendios activos en todo su territorio, de los que 46 estaban en fase de combate, otros 64 se consideraban controlados y 12 han sido extinguidos, según el balance más reciente de la Corporación Nacional Forestal (Conaf). de hecho, la superficie arrasada las 221.060 hectáreas de vegetación, más de 20 veces las afectadas en esta misma época en el año anterior.

Publicidad

Publicidad

 

Twitter

Al país ha llegado ayuda internacional de otros gobiernos para combatir los incendios. Pero también de civiles, entre ellos Lucy, que pagó dos millones de dólares para alquilar un avión que pueda combatir los incendios con tecnología de punta.

Pero tuvo algunas dificultades para conseguir los permisos necesarios que autorizaran el ingreso del avión al país austral. De hecho, relató a ADNradio que trató de “movilizar todo por redes sociales,” a ver si podía “hacer ruido por ahí”, pero se encontró “con una cantidad de gente que opina que el avión no sirve, que no sirve para cañones”.

Publicidad

Publicidad

“Todos opinan acá, todos son expertos”, escribió Avilés en su cuenta en Facebook.

Publicidad

Publicidad

 

Twitter

Al final consiguió todas las aprobaciones y traslado el Super Tanker 747-400, el avión más grande del mundo para el combate de incendios, que ya está aplacando los incendios.

La llegada de esta nave se logró gracias a la gestión de la fundación Vientos del Sur, de la que Lucy es miembro directivo.

Publicidad

 

Dailymail

¿Qué opinas tú?

Publicidad

Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.