¿Qué es la identidad social y cómo nos influye?

Publicidad


Cada persona es diferente. Todos tenemos diferentes vivencias, que combinadas con una genética específica, constituyen lo que se entiende como mente. Al tener una mente diferente, cada persona desarrolla una identidad personal propia. Sin embargo, las personas somos seres sociales, y como tales estamos en continua interacción con otras personas. En esas interacciones se forman redes sociales que dan lugar a grupos sociales.

Publicidad

Los grupos sociales son diversos y variados y generalmente pertenecemos a varios. Algunos no los podemos elegir, la pertenencia a otros es voluntaria. La pertenencia a estos grupos va a determinar en parte cómo somos y cómo nos comportamos porque cuando pertenecemos a un grupo tendemos a interiorizar sus normas y valores. Así, mediante diferentes procesos sociales desarrollamos lo que se denominan identidades sociales.

La identidad social

De la pertenencia a esos grupos sociales va a surgir una identidad social (Tajfel, 1981; Tajfel & Turner, 2005), una de cada grupo con la que nos vamos a identificar en mayor o menor grado. De este modo, vamos a tener una identidad personal y varias sociales (Deaux & Martin, 2017).

Publicidad

La saliencia de cada identidad va a hacer que una u otra sea más importante en diferentes momentos. Así, si nuestra identidad nacional se hace más saliente debido a algún evento, nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos van a estar más condicionados por esa identidad. La adopción de una identidad social por un miembro del grupo triunfará sobre su identidad personal a medida que se convierta en una extensión del colectivo.

Publicidad

La identidad social son los aspectos de la propia imagen que se derivan de categorías sociales a las que creemos pertenecer (Tajfel & Turner, 1986). Así, cuando nos definimos como hombres o mujeres apelamos a nuestra identidad social de género y, al hacerlo, las actitudes, normas y conductas propias de nuestro grupo social pasan a formar parte de nuestra identidad personal.

Las identidades sociales tienen ventajas que las hacen beneficiosas. Así, las identidades sociales cumplen funciones psicológicas básicas como la pertenencia, el carácter distintivo, el respeto, la comprensión o significado y la agencia (Fiske, 2000; Tajfel & Turner, 1979, 1986). Por ejemplo, la identidad social confirma que uno pertenece a un lugar particular del mundo social.

Al mismo tiempo, también nos indica a que lugares no pertenecemos. Nos indica que somos parecidos a otras personas que nos van a mostrar respeto, pero diferentes de otras. Además, la identidad social proporciona una visión del mundo compartida desde la que puede ser interpretado y comprendido. Por último, la identidad social nos señala que no estamos solos ya que contamos con el apoyo y la solidaridad de otros miembros del grupo.

Prejuicios, estereotipos y discriminación

Otra de las funciones de la identidad social es impulsar la autoestima. De esta manera, con la identidad social van a surgir actitudes que favorecen al propio grupo (Turner, 1920). Estas actitudes van a tener tres componentes que llevan a los miembros del grupo a ver a su grupo dentro de una luz positiva frente a los grupos externos relevantes y a asegurar una posición privilegiada para su grupo (Brown, 1984).

Como consecuencia, estos procesos fortalecen la sensación de los miembros del grupo de pertenecer a un grupo social distinto, cohesivo y superior que les proporciona respeto mutuo, una comprensión significativa del mundo social y la fuerza colectiva para actuar eficazmente.

Uno de estos componentes es el cognitivo y está compuesto por un conjunto de creencias acerca de los rasgos de los miembros del grupo. Estas creencias van a conformar el estereotipo (Operanio & Fiske, 2001), que se construye sobre un mecanismo de sobregeneralización grupal. El grado de veracidad de estas creencias suele ser reducido, pero las imágenes estereotipadas se desarrollan y persisten en el tiempo debido a que satisfacen ciertas necesidades, como justificar las acciones y conductas hacia los miembros del grupo estereotipado (Hogg & Turner, 1987).

El componente evaluativo-emocional o afectivo consiste en una evaluación negativa del grupo y de sus miembros. Estas evaluaciones tienen una carga emocional que puede variar en dos ejes: agrado-desagrado y relajación-excitación (Díaz & Flores, 2001). Finalmente, el componente conductual está formado por un conjunto de respuestas negativas que generan marginación hacia los miembros del grupo estereotipado, provocan discriminación (Ahmed, 2007).

Procesos

Para que la identidad social surja y aparezcan las actitudes anteriormente comentadas, se han de dar varios procesos. Estos son:

  • Categorización: para simplificar el mundo y comprenderlo mejor, categorizamos. De la misma forma, también categorizamos a las demás personas dentro de grupos sociales a la vez que tomamos conciencia de las categorías a las que nosotros pertenecemos. La consecuencia es que adoptamos las actitudes propias de esas categorías (Hogg, Terry, & White, 1995). La tendencia general es favorecer el propio grupo enfatizando las similitudes con los miembros de su grupo y las diferencias con los otros grupos (Turner, 1920).
  • Comparación: normalmente nos comparamos con las demás personas para ver semejanzas y diferencias. Del mismo modo, también comparamos nuestro grupo con los demás grupos (Farley, 1982). De estas comparaciones va a formarse una imagen de nuestro grupo que va a determinar nuestras relaciones con los demás grupos.
  • Identificación: tendemos a identificarnos con nuestros grupos sociales. Parte de quienes somos va a depender del grupo al que pertenecemos de forma que, en ocasiones, pensamos en nosotros como miembros de un grupo en vez de como individuos únicos (Jans, Postmes, & Van der Zee, 2011). Esta identidad social que proviene de la categorización y de la comparación, por tanto, va a determinar nuestros comportamientos.

Factores

Existen tres factores que van a determinar la movilidad grupal y el grado de identificación con un grupo, estos son: la permeabilidad, la estabilidad y la legitimidad. Respecto al primer factor (permeabilidad), los límites de los grupos se pueden percibir como permeables o impermeables (Hirschman, 1970). Si un grupo es impermeable, como el género, los miembros no podrán moverse a otro grupo; mientras que, si el grupo es permeable, piénsese en el grupo político, los miembros podrán cambiar de grupo.

La estabilidad es la medida en que las posiciones de status son estables o variables (Tajfel & Turner, 2005). Si el estatus se percibe como variable, los miembros del grupo pueden tratar de realizar acciones para mejorarlo o mantenerlo si perciben amenazas. Cuando el estatus no se percibe como variable, los miembros pueden intentar salir del grupo y unirse a otro con mayor estatus si este es bajo.

Por su parte, la legitimidad hace referencia a la percepción de injusticia de la situación social de un grupo dado (Tajfel & Turner, 2005). Podemos percibir que un grupo tiene una mejor posición social porque se lo merece o porque sus miembros han trabajado mucho. Por el contrario, podemos percibir que el estatus de ese grupo es inmerecido y es ilegítimo.

Estrategias

Mediante la comparación con otros grupos vamos a obtener una valoración de cómo es nuestra identidad social. Esta puede ser satisfactoria o insatisfactoria. Cuando es insatisfactoria vamos a buscar un cambio a fin de mejorarla. En este momento entran en juego diferentes mecanismos psicológicos que van a determinar cómo va a ser ese cambio dependiendo de la percepción de los factores antes citados (Haslam, 2001).

Si no percibimos alternativas porque consideramos la situación de nuestro grupo estable y legítima, vamos a llevar a cabo estrategias individuales. Cuando las fronteras sean permeables, vamos a cambiar de grupo. Por el contrario, cuando son impermeables, vamos a intentar comparar nuestro grupo con otros grupos menos favorecidos.

En el caso en que entendemos que existen alternativas de cambio para el grupo porque es inestable e ilegítimo, optaremos por estrategias individuales, como la movilidad social, cuando las fronteras son permeables. En cambio, si las fronteras son impermeables, se llevarán a cabo estrategias grupales.

Estas pueden ser la redefinición de las características del grupo, la competición con otros grupos o la creatividad social; esto es, cambiar las dimensiones en las que se compara el grupo, cambiar los valores asignados a los atributos del grupo o elegir un grupo diferente para realizar la comparación.

Como decíamos en la introducción, todos pertenecemos a grupos. Grupos que hemos elegido y grupos en los que nos han incluido. Grupos en los que estamos a gusto y grupos de los que desearíamos salir, en ocasiones o siempre. De una forma o de otra, nuestras identidades sociales pasan a formar parte de nuestra identidad individual de un manera tan íntima que en muchas ocasiones es muy difícil establecer fronteras. ¿Quién soy yo porque soy y quién soy yo porque pertenezco a….?

Bibliografía

Ahmed, A. M. (2007). Group identity, social distance and intergroup bias. Journal of Economic Psychology, 28(3), 324-337. http://doi.org/10.1016/j.joep.2007.01.007

Brown, R. J. (1984). The role of similarity in intergroup relations. En H. Tajfel (Ed.), The social dimension (pp. 603-623). Cambridge: Cambridge University Press. http://doi.org/10.1017/CBO9780511759154.012

Deaux, K., & Martin, D. (2017). Interpersonal networks and social categories: Specifying levels of context in identity processes. Social Psychology Quarterly, 66(2), 101-117.

Díaz, J. L., & Flores, E. O. (2001). La estructura de la emoción humana: Un modelo cromático del sistema afectivo. Salud Mental, 24(4), 20-35.

Farley, J. (1982). Majority-minority relations. Englewood. NJ: Prentice Hall.

Fiske, S. T. (2000). Stereotyping, prejudice, and discrimination at the seam between the centuries: Evolution, culture, mind, and brain. European Journal of Social Psychology, 30, 299-322.

Haslam, A. S. (2001). Psychology in organizations. London: SAGE Publications.

Hirschman, A. O. (1970). Exit, voice and loyalty: Response to decline in firms, organizations, and states. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Hogg, M. A., Terry, D. J., & White, K. M. (1995). A tale of two theories: A critical comparison of identity theory with social identity. Social Psychology Quarterly, 58(4), 255-269.

Hogg, M. A., & Turner, J. C. (1987). Intergroup behaviour, self-stereotyping and the salience of social categories. British Journal of Social Psychology, 26(4), 325-340. http://doi.org/10.1111/j.2044-8309.1987.tb00795.x

Jans, L., Postmes, T., & Van der Zee, K. I. (2011). The induction of shared identity: The positive role of individual distinctiveness for groups. Personality & social psychology bulletin, 37(8), 1130-41. http://doi.org/10.1177/0146167211407342

Operanio, D., & Fiske, S. T. (2001). Stereotypes: Content, structures, processes and context. En R. Brown & S. Geartner (Eds.), Blackwell Handbook of Social Psychology: Intergroup Processes (pp. 22-44). Oxford: Blackwell.

Tajfel, H. (1981). Human groups and social categories. Cambridge: Cambridge University Press.

Tajfel, H., & Turner, J. C. (1979). An integrative theory of intergroup conflict. En The social psychology of intergroup relations (pp. 33-47). Monterey, CA: Brooks/Cole.

Tajfel, H., & Turner, J. C. (1986). The social identity theory of intergroup behaviour. En Psychology of Intergroup Relations (pp. 7-24). Chicago, IL: Nelson-Hall.

Tajfel, H., & Turner, J. C. (2005). An integrative theory of intergroup contact. En W. G. Austin & S. Worchel (Eds.), The Social Psychology of Intergroup Relations (Vol. 33, pp. 34-47). Chicago: Nelson-Hall. http://doi.org/10.1016/S0065-2601(05)37005-5

Turner, J. C. (1920). Redescubrir el grupo social: Una teoría de la categorización del yo. Madrid: Ediciones Morata, S.A.

La entrada ¿Qué es la identidad social y cómo nos influye? aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Publicidad



Fuente: La Mente es Maravillosa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.