Que no se hable más: las personas con humor negro son más inteligentes y estables emocionalmente

Publicidad


No a todo el mundo le gustan las bromas oscuras o la gente sarcástica, pero desde ahora en adelante nadie podrá negar que todos aquellos con un sentido del humor especialmente negro son extremadamente inteligentes y más emocionalmente estables que el promedio de la población. Así lo asegura un nuevo estudio que, al aplicarles pruebas de inteligencias a una gran cantidad de personas, descubrieron que aquellos con un humor “especial” tendían a sacar calificaciones más altas en la prueba de inteligencia.

Publicidad

Los encargados de llevar a cabo esta investigación fueron los psicólogos de la Universidad de Vienna, quienes estudiaron la reacción de 156 personas cuando escuchaban una broma muy fuerte o con un humor muy negro. Según el Daily Mail, para definir qué tipo de humor era este, lo describieron de la siguiente manera:

“Un tipo de humor que trata temas tales como la muerte, las enfermedades, la deformidad, las necesidades especiales u otros con una diversión amarga y presenta aquellos temas que pueden parecer trágicos o angustiosos como algo gracioso”.

Publicidad

Los investigadores descubrieron que usar este tipo de humor indicaba que las personas eran más inteligentes.

A los participantes del estudio se les preguntaba lo siguiente: si es que habían entendido la broma, si es que la encontraban buena y si es que creían que era sorprendente, vulgar o interesante. Además, se analizaron ocho características de la personalidad de estas personas además de su inteligencia, incluyendo la estabilidad emocional y la agresividad.

Ellos eran: más inteligentes, más estables y menos agresivos.

Los investigadores creen que esto se debe a que para entender una broma de este estilo se necesitan habilidades cognitiva y emocionales.

Publicidad

¿Qué te parece a ti? ¡Es la excusa perfecta para defender tu oscuro sentido del humor!

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.