RECETA – Curry de garbanzos, okra y acelgas rojas

Publicidad


Aunque el otoño parece que se resista a llegar a mí ya me apetecen guisos y potajes. Paso por las fruterías y verdulerías y veo de todo apetecible: calabazas, calabacines, verduras verdes brillantes y apetitosas, hortalizas varias a las que les queda muy bien un caldo espesito para mojar… no puedo evitarlo 😛 Y claro, cuando veo alguna verdura “rara”, se viene conmigo, por supuesto. Esta vez ha sido okra, que no es algo que compre frecuentemente porque suele ser cara (en torno a los 6€/kg fresca), pero si está a buen precio siempre cae aunque sea medio kilo. Con las acelgas rojas lo mismo, no es que las traigan siempre, pero cuando hay, me las llevo todas 🙂

Publicidad

Pues con este par de “cosas raras” y poco más se hace este curry facilón y muy bueno.

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 20 minutos
Raciones: para 4 platos
Ingredientes:

Publicidad

♥ 200 g de okra
♥ 1 taza de garbanzos cocidos y escurridos
♥ 12-14 acelgas rojas
♥ 1 tomate rallado o triturado
♥ 3 cucharadas de aceite de oliva
♥ 2 tazas de leche de soja (u otra bebida vegetal sin azucarar y sin sabores)

Especias:
♥ 1 cucharadita de cominos
♥ ½ cucharadita de semillas de mostaza
♥ ¼ de cucharadita de pimienta negra molida
♥ ¼ de cucharadita de cilantro molido (semillas)
♥ ¼ de cucharadita de chili en polvo (opcional)
♥ ¼ de cucharadita de mango en polvo (opcional)
♥ una pizca de asafétida (opcional)
♥ 3 hojas de curry
♥ 2 hojas de laurel
♥ 1 cucharadita de cúrcuma
♥ aprox. ¼ de cucharadita de sal

Publicidad

Lava todas las verduras. Corta las acelgas dejando por un lado las hojas y por otro los tallos o pencas y quítales las hebras (puedes ver cómo en esta receta). Corta las pencas en trozos medianos (en 3 o 4 partes) y pica las hojas. Quita la parte de arriba de las okras y corta el resto en rodajas medianas (aprox. 1,5 cm).

Calienta en una sartén honda antiadherente el aceite a fuego medio-alto. Primero dora los rtozos de ojra, removiéndolos y salteándolos de vez en cuando, tardarán 3-4 minutos.
Añade las especias y los tallos de las acelgas y deja que se dore un par de minutos más.
Agrega los garbanzos y dóralo unos minutos más.

Añade el tomate y mézclalo bien. Ponle 1 taza de agua, remuévelo y deja que se cueza hasta que quede poco líquido. Añade entonces la leche vegetal, mézclalo bien y deja que se haga todo junto a fuego medio-bajo hasta que quede cremoso (serán 6-8 minutos). Un par de minutos antes añade las hojas de acelga y mézclalo bien. Pruébalo y añade una pizca más de sal si lo ves necesario.

Sácalo y sírvelo caliente.

Ya tenemos un pedazo de curry listo para servir. Yo le he puesto además frutos secos, semillas y pétalos de rosa (estos últimos solo aportan una pizca de aroma, no son imprescindibles) en el momento de servir, lo que hace una combinación perfecta de sabores y texturas.

Si no tenéis todas las especias no pasa nada, podéis usar un curry ya hecho 😉

Lo mismo con la leche vegetal, usad la que tengáis siempre que no sea azucarada, endulzada o con sabores. Da igual, la que os guste. La de soja es la que tiene más proteínas y es la que suelo usar casi siempre. Da más cremosidad que otras, pero si es por cremosidad, utiliza leche de coco. Con leche de arroz, de almendras o de avena también queda muy bueno, con un caldo un poquito más ligero.

Puedes añadir más verduras o cambiarlas: acelga blanca normal en lugar de la roja, lentejas en vez de garbanzos, patata,, o añadir calabaza, calabacín, espárragos verdes… es fácil hacer cualquier curry así. La gracia de este es la okra, quingombó o gumbo.

Okras frescas

Son así, una especie de tubitos verdes con punta. Hay de diferentes tamaños, desde muy pequeñitas a casi 1 palmo de largas. Pesan muy poquito, por dentro están bastante vacías y tienen semillas. Las venden frescas al peso, pero también en lata, congeladas, en salmuera, ya cocinadas, etc. Mis favoritas son las frescas, pero como pueden ser un poco caras solo las compro cuando están de oferta. Si quiero hacer algo con okra y no hay fresca, prefiero la congelada (también sale mejor de precio).

Okra fresca cortada por la mitad

Así son por dentro. Se parecen un poco a los pimientos, pero las semillas son esféricas, no planas. La parte blanca también se come. Vamos, se come todo, aunque para algunas preparaciones se quitan las semillas.

La peculiaridad de la okra es que actúa como espesante. Sí, el pirulo verde este tal cual, o cortado o como quieras. No es necesario extraer nada ni hacer harina ni procesarla de ninguna forma especial. Es más o menos como las semillas de lino. De hecho si dejas las okras en remojo después notarás que se ha formado un gel viscoso y suave a su alrededor.
Ese gel es una mezcla de polisacáridos que contiene la okra, entre ellos ramnosa, galactosa y ácido galacturónico. Se considera una especie de pectina (aunque no como la que contienen las frutas) y tiene unas propiedades similares. Normalmente en la cocina hindú y africana no se usa solo porque esté buena, si no porque espesa los guisos y caldos. Esa es la propiedad que hemos aprovechado para este curry, que quedará cremosito sin necesidad de añadir leche de coco ni nada para espesarlo, solo con el efecto de la okra.

El gel que forma tiene bastante viscosidad y elasticidad y no es tan duro como el de lino, por ejemplo. Y se puede usar para espesar preparaciones ácidas (por ejemplo si ponemos tamarindo, limón, etc), que queda igual de bien. También nos ayuda como emulgente, así que es bueno tenerlo en cuenta para otros platos que podamos hacer (piensa por ejemplo en cremas!).

El sabor es muy suave. Si lo cocinamos poco sabe “a verde”. Por dentro lo notaremos un poco gelatinoso y las semillas tiernas y masticables. El okra bien hecho, cocido o dorado, tiene un sabor mucho más suave, parecido al calabacín y hojas de acelga. Pero más suave aún. La textura es ligeramente crujiente por fuera, tierna, con un interior tierno y gelatinoso y unas semillas que conservan la forma pero se mastican fácilmente y que saben bien, no son amargas.

Queda muy bien con muchas cosas, pero sobre todo con las que se suele cocinar tradicionalmente: tomates, pimientos, tamarindo, limón, curry, cilantro, etc. Os pondré algunos ejemplos de guisos y platos tradicionales con okra (ojo, no todas son veganas): Sopa de okra nigeriana (se puede omitir el pescado), Tagine de okra, tomate y patata estilo argelino, Okra y verdruas, de Congo y centro de África, Derere, de Zimbabwe, bhindi masala, de India, okra con tomate griega, bajme albanés, okra con acelgas marroquí, domatesli bamya turco… Os hacéis una idea, ¿no? Hay ingredientes en común como el tomate y casi todo son guisos 🙂

Si ves okra por ahí dale una oportunidad en tus platos, siempre mola innovar y probar cosas nuevas 🙂

La verdad es que poco más puedo decir de esta receta, solo que me encanta. Podéis echar un vistazo a otras recetas de guisos que tengo subidas para tener más ideas. No hay problema en mezclar un poco de esta y de aquella para componer un guiso que os guste y os satisfaga 🙂

Y hablando de todo un poco…

Llevo desde ayer trabajando (bueno, ella más que yo, está claro) con Paula para hacer un curso este sábado. Ella va a dar TODO, todo lo que sabe, todo lo que puede ayudarte en comunicación y marketing, y yo voy a preparar un coffee break a la altura del evento. Vamos, una pausita para el café con sus cositas para comer 😉 Sí, cosas saladas, cosas dulces… no puedo decir mucho más por ahora 😛
También me podréis preguntar sobre blogging y todo lo que queráis, claro.

Ese es el cartel del curso, con Paula en todo su esplendor 🙂
No es la primera vez que trabajo con Paula, de hecho os acordaréis de la campaña de recogida de fondos que hicimos en diciembre (mira en esta entrada) para Tras Los Muros, y con la que conseguimos en un tiempo récord bastante más de los 2000€ que pretendíamos aportar a la causa 🙂

Por esta y muchas otras cosas Paula se dedica a la comunicación, y es una excelente profesora. Queremos hacer un curso que lo pete y estamos trabajando en ello. Ya está lo más importante: materiales, local, programación… Solo faltas tú 🙂

Está orientado a autónomas, pymes, startups, gente que trabaja en organizaciones, etc. Os va a enseñar todo lo que necesitáis para una comunicación efectiva. Cómo sí hacer las cosas y por qué, y es algo que tiene mucho valor porque vais a pasar de no saber ni escribir un email en condiciones a poder gestionar toda vuestra red de comunicación y marketing. Cómo llegar a la gente. Eso nos preguntamos todas. Pues Paula te enseña.

De verdad, [email protected] necesitamos que nos orienten, que nos enseñen, que nos corrijan, que nos ayuden. Igual que aprendimos a leer y a escribir, a hacer cálculos, a interpretar, a jugar a un deporte… también podemos aprender a comunicar lo que queremos, a que los demás empaticen con nosotras, a que el día a día trabajando por nuestra cuenta, sea ayudando a los demás animales o con nuestro propio negocio, no sea un dolor si no una bonita relación entre nosotras y el mundo que nos rodea. Vale, la cosa no es tan hippy, pero es la diferencia, por ejemplo, entre hacer anuncios de mierda sexistas o tener una imagen atractiva, de buen rollo, de profesionalidad, de tranquilidad y de ejemplo para [email protected] demás.
Si me enrollo mucho me lo decís, eh? 😛

Yo desde luego estaré allí también, así que espero veros 🙂 Si conocéis a gente que necesite esta formación, alguien que tiene una tienda online, que está empezando, que tiene ganas, que no le va muy bien y quiere mejorar… pasadle la info del curso. Si os apuntáis entre hoy y mañana tenéis 20€ de descuento. Yo no me lo pensaría, las plazas son limitadas!

Con esto os dejo hoy, esperando veros el sábado, que nos lo vamos a pasar estupendamente 🙂

 

Curry de garbanzos, okra y acelgas rojas
2016-10-11 08:31:05

Platos 4
Un curry de verduras y legumbres fácil y rápido, con un caldo cremoso gracias a la okra

Escribe una review

Imprimir

Tiempo de preparación
25 min

Tiempo de preparación
25 min

Ingredientes
  1. 200 g de okra
  2. 1 taza de garbanzos cocidos y escurridos
  3. 12-14 acelgas rojas
  4. 1 tomate rallado o triturado
  5. 3 cucharadas de aceite de oliva
  6. 2 tazas de leche de soja (u otra bebida vegetal sin azucarar y sin sabores)
Especias
  1. 1 cucharadita de cominos
  2. ½ cucharadita de semillas de mostaza
  3. ¼ de cucharadita de pimienta negra molida
  4. ¼ de cucharadita de cilantro molido (semillas)
  5. ¼ de cucharadita de chili en polvo (opcional)
  6. ¼ de cucharadita de mango en polvo (opcional)
  7. una pizca de asafétida (opcional)
  8. 3 hojas de curry
  9. 2 hojas de laurel
  10. 1 cucharadita de cúrcuma
  11. aprox. ¼ de cucharadita de sal
Instrucciones
  1. Lava todas las verduras. Corta las acelgas dejando por un lado las hojas y por otro los tallos o pencas y quítales las hebras. Corta las pencas en trozos medianos (en 3 o 4 partes) y pica las hojas. Quita la parte de arriba de las okras y corta el resto en rodajas medianas (aprox. 1,5 cm).
  2. Calienta en una sartén honda antiadherente el aceite a fuego medio-alto. Primero dora los rtozos de ojra, removiéndolos y salteándolos de vez en cuando, tardarán 3-4 minutos.
  3. Añade las especias y los tallos de las acelgas y deja que se dore un par de minutos más.
  4. Agrega los garbanzos y dóralo unos minutos más.
  5. Añade el tomate y mézclalo bien. Ponle 1 taza de agua, remuévelo y deja que se cueza hasta que quede poco líquido. Añade entonces la leche vegetal, mézclalo bien y deja que se haga todo junto a fuego medio-bajo hasta que quede cremoso (serán 6-8 minutos). Un par de minutos antes añade las hojas de acelga y mézclalo bien. Pruébalo y añade una pizca más de sal si lo ves necesario.
  6. Sácalo y sírvelo caliente.
De Virginia García – CreatiVegan
CreatiVegan.net http://www.creativegan.net/

Guardar

Publicidad



Fuente: Tasty Recetas

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.