Respondió a una llamada y todo comenzó a quemarse. El paradero de sus 5 hijos es un misterio

Publicidad


Hay casos de muertes, desapariciones e incluso abusos, que nunca se llegan a resolver. No porque no existan personas que ayuden al caso, sino porque hay misterios que son indescifrables y ni la fuerza más poderosa puede entenderlos. Gente que hace muy bien su trabajo o arte del más allá.

Publicidad


Una Noche Buena espeluznante

En 1945, la familia Sodder se encontraba celebrando la Navidad en familia en West Virginia, Estados Unidos. Los nueve de sus diez hijos estaban con George y Jennie jugando con sus regalos mientras el mayor, Joe, estaba en la marina. Ya pasada la hora de acostarse, George mandó a todos a la cama después de haber tenido un tiempo para disfrutar en familia. Jennie tomó a la menor de tres años, Sylvia, y la fue a acostar al igual que todos los pequeños.


Misteriosa llamada telefónica

Cuando estaba preparándose para meterse a la cama, Jennie escuchó que sonaba el teléfono. Le pareció raro que alguien llamara a esas horas de la noche, pero contestó de todas formas. Preguntaban por alguien que no existía, o por lo menos Jennie no conocía. Al decírselo a la otra persona, escuchó carcajadas al otro lado de la línea. Luego colgaron.

Publicidad

Jennie y el más pequeño Sodder / Jennie Henthorn

El terrible incendio

Fue a las 1:30 de la madrugada cuando Jennie sintió algo caer del techo y rodar. La casa estaba incendiándose y tenían que correr y escapar lo más pronto posible. Gritó a su marido para que fuera a buscar a los pequeños de la primera planta de la casa y los sacara de ahí. Lo mismo que hizo ella. Pero cinco de ellos estaba en el segundo piso, Maurice (14), Martha (12), Louis (10), Jennie (8) y Betty (6). George intentó volver a entrar a su hogar completamente sumergido en llamas, pero era demasiado tarde. Fue a buscar agua para apagar el fuego pero al ir, se dio cuente que estaba totalmente congelada, al igual que los motores de sus tractores que guardaba en el garaje. Luego intentó con la escalera que tenía en la parte de atrás de su terreno, pero extrañamente había desaparecido.

Los bomberos que estaban a cinco minutos de su casa, llegaron a las ocho de la mañana. Los niños no pudieron ser salvados y la policía los declaró muertos en el incendio debido a una rotura de cables, extraño considerando que George había revisado el cableaje hace solo días. Tampoco encontraron rastros de cuerpos humanos en los restos de la estructura. Nada parecía calzar.

Publicidad

Los cinco hijos perdidos / Jennie Henthorn

Único culpable no se investigó

Se barajaron muchas teorías, pero finalmente las autoridades declararon que habían sido calcinados por el fuego. A pesar del veredicto, varias personas dijeron haber visto a un individuo parado en el garaje de los Sodder esa noche, robando objetos del lugar. Nadie investigó al hombre sospechoso. Tampoco las miles de pistas que gente comenzó a decir de haber visto a cinco niños en una gasolinera y luego en un hotel, con cuatro adultos que les hablaban en italiano. Parecían hostiles y no hablaron con nadie.

Más tarde, los Sodder intentaron retomar la investigación pero las autoridades se negaron por haber encontrado restos de huesos en los terrenos que, al ser analizados, daban como si hubiesen sido de niños entre 15 y 16 años. Parecía que el misterio había sido resuelto, pero luego el veredicto cambió a huesos de chicos de 20 años y sin señales de haber muerto quemados. Se sospecha que fueron implantados en la escena del crimen para terminar con el caso.

Jennie Henthorn

Carta sin dirección

Años después, los Sodder se habían resignado con su tragedia, hasta que en 1968 recibieron una carta sin dirección de una persona anónima que adjuntaba una foto de su supuesto hijo desaparecido Louis. Decía: Louis Sodder. Amo a mi hermano Frankie. A90132 or (A90135). Esos números luego fueron identificados como una dirección postal en Italia.

Hasta hoy no se sabe bien qué ocurrió con los hijos de George y Jennie. Hay personas que creen que murieron en el incendio y los Sodder nunca pudieron aceptar su destino, pero otros creen que fueron secuestrados. George Sodder tenía un negocio de tractores y estaba involucrado con la mafia italiana, por lo que algunas personas piensan que ellos podrían haber tenido que ver con la repentina desaparición de los cinco niños.

La foto adjuntada a la carta / Jennie Henthorn

¿Qué crees que habrá pasado realmente con los niños Sodder?

-Los cinco murieron en el incendio

-Se los llevó la mafia a Italia por los problemas económicos de George

-Fueron secuestrados por el hombre que robó el garage

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.