Ryan Gosling se convirtió en un meme seductor. Él decidió enfrentarlo cara a cara

Publicidad


Nos hizo suspirar como Noah Calhoun en The Notebook, y hoy nos conquista nuevamente en La La Land. Ryan Gosling ha sabido trepar a la fama pero no ha sido solamente en la gran pantalla, sino que también en internet. Sin quererlo, el actor se ha transformado en un popular meme y ahora decidió enfrentarlo.

Publicidad

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

“Hey nena, se me olvidó traerte un regalo, pero puedes abrir mi paquete. Feliz cumpleaños”

“Hey nena”. Eso es lo que se lee en todas estas imágenes que además ponen junto a la cara de Gosling una coqueta frase. Ha sido viralizado por años y fue por eso que él mismo quiso confesar, entre risas, que nunca ha dicho algo así ni nada parecido. Incluso, considera un poco molestoso estar citado de esa manera.

Publicidad

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

“Hey nena, toca mi chaleco. ¿Sabes de qué está hecho? De material de novio”

¿De dónde salió entonces? De sus fans. En el blog F–k Yeah Ryan Gosling sus fans debatían como sería que el actor fuera su novio. Así, la página se convirtió en una lista de frases y fotos que el mismo fundador (Douglas Reinhardt) subtitulaba con “Hey nena”.

Publicidad

Es una historia repetida, ya que el 2013 la estrella hollywoodense fue protagonista de un cómico Vine realizado por Ryan McHenry.

En “Ryan no se come su cereal” se muestra una cuchara sostenida frente a una pantalla en la que aparece Gosling, haciendo parecer que rechaza su desayuno. El impacto  del video fue tal que la gente le preguntaba en la calle “¿Por qué no te comes tu cereal? ¿Acaso eres muy cool para tus cereales?”.

En esa ocasión también lo tomó con humor y al recibir la triste noticia de la muerte del creador del Vine en 2015, el actor lo homenajeo con un video donde finalmente ¡sí, se come su cereal!

Así lo dejó demostrado: no es solamente una cara bonita, sabe reírse también.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.