Todos sabían que algo horrible ocurría en ascensores del hospital. Luego, víctimas revelan la verdad

Publicidad


A pesar de que los rumores sobre que algo ocurría al interior de los ascensores del Hospital de la Paz, en Madrid, nadie realmente tenía pruebas certeras de lo que sucedía realmente. Muchos apuntaban a que robos y asaltos eran perpetrados en la oscuridad de los elevadores del recinto hospitalario, pero lo cierto es que los delitos que allí se cometían eran aún peores.

Publicidad

Tras meses de investigación, la Unidad de Familia y Atención a la Mujer de la policía, encabezada por Esther Pulido e Irene Niño descubrieron que a diferencia de lo que muchos llegaron a pensar, los elevadores fueron utilizados presuntamente por Pedro Luis Gallego de 59 años para cometer innumerables violaciones en contra de mujeres que transitaban por el establecimiento.

José S. Gutiérrez
José S. Gutiérrez

Las inspectores hallaron que el supuesto responsable se encuentra vinculado a cuatro agresiones de carácter sexual, dos consumadas y dos frustradas, las cuales fueron cometidas entre diciembre y abril de 2017.

De acuerdo a los resultados de la indagación policial, las víctimas que jugaron un papel clave en la investigación y ubicación del presunto autor de los delitos, eran maniatadas en el ascensor y trasladadas hasta su domicilio en Segovia para ser abusadas.

“La investigación se inició con la declaración de las víctimas que hicieron un trabajo sensacional aportando información determinante para llegar al autor de los hechos”.

Comunidad de Madrid
José S. Gutiérrez

De acuerdo a las declaraciones de las oficiales a cargo, el imputado que no puso resistencia al momento de la detención, no reconoció haber abusado sexualmente de las víctimas que tenían alrededor de 20 años.

 

La corte a cargo del caso decretó prisión preventiva para el hombre de 59 años, quien mantenía antecedentes por tres delitos de robo con violencia e intimidación, dos delitos por detención ilegal y dos delitos por lesiones, todos ellos consumados. 

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.