Tomó una fotografía diariamente durante 18 años. La del día de su muerte te romperá el corazón

Publicidad


Por desgracia, Jamie Livingston ya no está en este mundo, pero su legado de íntimas fotografías instantáneas es inolvidable. De este modo se aseguró de que siempre pudieran recordar su vida desde su propia mirad, siendo selectivo (o no tanto) con todo lo que se posaba frente a su cámara.

Publicidad

El proyecto comenzó el 31 de marzo de 1979, cuando este neoyorquino era estudiante universitario. Se hizo una tradición y tomó una cada día durante 18 años.

Entre las fotos destaca el momento en que tuvo que someterse a tratamiento para combatir el cáncer, momentos con amigos y su compromiso con el amor. El broche de oro es la desgarradora fotografía del día de su muerte, en 1997.

1. La primera fotografía, el 31 de marzo de 1979

Fuente

2. Estudiantes

Fuente

3. Pensamientos

Fuente

4. Las flores

Fuente

5. Bromas

Fuente

6. El aparador

Fuente

7. La playa

Fuente

8. Diversión

Fuente

9. El metro

Fuente

10. Sol

Fuente

11. Planes

Fuente

12. Proyectos

Fuente

13. Curiosidad

Fuente

14. Amor

Fuente

15. Intimidad

Fuente

16. Habilidad

Fuente

17. Afligido

Fuente

18.Tratamiento

Fuente

19. La vida sigue

Fuente

20. Las Torres Gemelas

Fuente

21. Ellos

Fuente

22. Ella

Fuente

23. Secretos

Fuente

24. Juntos

Fuente

25.Repentino desmayo

Fuente

26. Fiesta con amigos

Fuente

27. Operación

Fuente

28. Cicatriz

Fuente

29. Visita

Fuente

30. De pie

Fuente

31. Salir adelante

Fuente

32. Continuar

Fuente

33. Octubre 5, 1997

Fuente

34. Octubre 7, 1997

Fuente

35. Octubre 10, 1997

Fuente

36. Octubre 20, 1997

Fuente

37. Octubre 24. Música para él

Fuente

38. Octubre 25, 1997: imagen final de Jamie. Murió en su cumpleaños 41

Fuente

Una serie fotográfica que conmueve. 

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.