Un brutal asalto con una katana desfiguró completamente su rostro. Ahora se parece al “Guasón”

Publicidad


En la vida no tenemos nada seguro y lo cierto es que todas las cosas pueden cambiar de un segundo a otro sin la menor lógica. Algo así le pasó a Jamie Shackleton, de 28 años y de Perth, Australia, que se encontraba viviendo en Phuket, Tailandia, cuando sufrió un brutal ataque.

Publicidad

Cuando logró verse al espejo quedó totalmente impactado. Un corte en su cara le había dejado luciendo como el famoso villano de Batman, El Guasón (The Joker), salvo que con una cicatriz aún más impactante.

Caters News Agency

Todo sucedió a las 19:30 horas del 1 de febrero de 2009, en Tailandia, cuando tenía 21 años. En ese momento él administraba su propio cibercafé. Tras cerrar su negocio, se dirigió a casa junto a un amigo en motocicleta por el Old Town de Phuket.

Fue en ese momento cuando dos hombres en otra de las máquinas les hicieron detener en el Parque Suan Luang y les gritaron exigiendo que le entregaran todo su dinero. Uno de ellos llevaba una katana de 65 centímetros.

Caters News Agency

Empezaron a golpear a su amigo con brutalidad. Cuando Jamie llevó su mano al bolsillo para entregarles el dinero y detener la golpiza, se cree que el atacante se confundió y pensó que sacaría un arma, pues la katana se dirigió con violencia a su cabeza.

“Cuando fui atacado, me cortaron tan abierta la cara que parecía el Joker de Batman. Así mismo o peor. La hoja se deslizó por mi mejilla realizando una apertura de 6 centímetros. El corte estuvo a 1 cm. de distancia de mi labio y sólo 3 de mi nariz”.

Publicidad

Jamie Shackleton.

Caters News Agency

Además, sin seguro de viajes, Jamie debió pagar cerca de $7.500 dólares de sus ahorros en gastos médicos. 

“Corrí a una construcción cercana en busca de ayuda y me llevaron al hospital público, pero me dijeron que debía esperar 12 horas por una atención. Les dije que si esperaba mucho moriría, así que fui a un hospital privado. Los doctores me cambiaban el parche cada tres minutos porque estaba perdiendo demasiada sangre”.

Publicidad

Jamie Shackleton.

Caters News Agency

Jamie recibió 48 puntos y terminó con una enorme cicatriz que atraviesa su rostro. También perdió un diente.

“Tuve miedo de ver mi rostro y evité los espejos por una semana, pues estaba aterrado de lo que vería. Cuando finalmente lo hice, quedé impactado… No sé cómo sobreviví. No puedo ver cuchillos”.

Jamie Shackleton.

Caters News Agency

Eso no impidió que siguiera viviendo en Tailandia por otros cinco años, pero luego decidió volver a Australia en 2014 para pasar tiempo con su familia.

Ahora planea recibir una indemnización por parte del Gobierno de Tailandia, bajo el acta de Compensaciones y Gastos para Heridos y Acusados, establecida en 2001 y que contempla a quienes son heridos durante actos criminales.

Caters News Agency

Lamentablemente, y por falta de evidencia tras no ser sus atacantes capturados, el caso cerró en 2012 con posibilidad de ser reabierto con nuevas pistas.

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.