Un conductor de camión terminaba su trabajo. De pronto ve esta extraña criatura en medio del camino

Publicidad


En medio de las calles de Namibia, en en continente africano, un chofer de camión terminaba su jornada laboral, pero como buen profesional, no lo haría antes de revisar las ruedas de la máquina; a penas se baja encuentra una extraña criatura de hocico estirado y orejas largas de color rosa, el animalito parecía ser un bebé perdido de su madre: se trataba de un oricteropo cerdo hormiguero.

Publicidad

Estos animales son mamíferos africanos que habitan las sabanas y zonas boscosas. Se caracterizan por ser animales solitarios que duermen de día y al anochecer; ellos salen de su madriguera en busca de alimentos.

ZURI Orphanage

El chofer buscó en el área algún rastro de la madre del animalito, pero no la encontró; en ese instante tomó al cerdito hormiguero y lo subió al camión para trasladarlo donde la Dr. Erika de Jager, una médico veterinario local, fundadora de ZURI Orphanage un pequeño refugio animal que la mujer tenía en casa.

ZURI Orphanage

La mujer nombró al oricteropo E.T.. este no tenía pelo en el cuerpo y probablemente tenía 2 meses de vida.

ZURI Orphanage

En cuanto la doctora comenzó a cuidar del animal, se centró la mayor parte del tiempo en él: “Fue amor a primera vista para mi” le dijo de Jager a The Dodo.

Publicidad

ZURI Orphanage

Pero la doctora jamás había cuidado un animal como él, fue todo un reto para ella aprender qué cuidados necesitaba el bebé.

ZURI Orphanage

“Tuvimos que experimentar diferentes tratamientos con él(…) Al comienzo le dimos leche para gatitos, pero no le hizo bien, fue después de unos consejos de un veterinario de la Universidad de Pretoria que tuvimos una mejor idea de cómo alimentarlo; en ese instante comenzamos a importar su leche, solo así comenzó a ganar peso”.

-Erika de Jager a The Dodo-

Publicidad

La veterinaria también cuenta que cuidarlo, fue un trabajo sin horarios. “Fue un trabajo a tiempo completo, mucho más que cuidar un bebé (…) él necesitaba ser alimentado cada ciertas horas, también debía salir a caminar con él para asegurarme que hiciera ejercicios”.

ZURI Orphanage

Cuando el animalito estaba más estable, de Jager le presentó a E.T. a los perritos rescatados que tenía en su propiedad: Spokie y Zara. La primera impresión de los perros fue, de no saber qué clase de perro era E.T., los 2 estaban completamente desconcertados.

ZURI Orphanage

Pero rápidamente los perritos aceptaron a E.T. en su espacio: “Los perros se interesaron en E.T. y solo reaccionaron como si fuera otro perro, ellos suelen jugar con otros animales como las cabras y jabalíes rescatados en el refugio; nada fue inusual para ellos. Los perritos jugaron con él como si fuera uno de ellos”. 

ZURI Orphanage

Desde muy pequeñito, E.T. tenía su lugar favorito donde dormir: la cama de sus amigos canes. 

ZURI Orphanage

Pero cada vez que despertaba, este quería seguir a Spokie y Zarah para todas partes “No creo que E.T. se sintiera como un oricteropo, sino más bien asumía que era un perro” aclara la doctora.

ZURI Orphanage

E.T. vivió 5 meses en el refugio hasta volver a su hábitat natural. Tal como explicaba la doctora de jager “La liberación de E.T. se llevó a cabo en diferentes etapas, primero jugaba a las afueras solo por 1 hora, después 4 horas, hasta que finalmente pasó la noche solo”.

ZURI Orphanage

A pesar que E.T. era un animal salvaje nuevamente, de Jager siempre lo veía rondando el lugar: “El viene a casa todas las noches” cuenta de Jager.

ZURI Orphanage

La experiencia de la doctora con E.T. fue de tanto aprendizaje en esta clase de animales, que meses después, otro bebé oricteropo, llamado Gertie, llegó al refugio después de perder a su madre. Tal como E.T., Gertie amaba dormir en la cama de los perros y jugar con ellos.

ZURI Orphanage

Si quieres ayudar en esta noble causa y aportar para el cuidado de animales salvajes rescatados por este refugio en África, lo puedes hacer acá.

ZURI Orphanage

¿Qué te pareció esta historia?

¡Ayuda a otros oricteropo a ser completamente felices!

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.