Una cría de panda rojo se lesionó y sólo encontró consuelo en un peluche que se parece a ella

Publicidad


La pequeña Maiya, una cría de panda rojo, recientemente tuvo un triste accidente no intencional y ha estado muy triste por eso. Su mamá panda, Amala, la estaba llevando en la boca tomándola desde el cuello y la lesionó sin querer. Mamá Amala debió sentirse muy mal por eso pero no fue su culpa.

Publicidad

Fue un accidente que se dio cuando sin querer perforó la piel de la frágil Maiya y le causó una lesión.

Taronga Zoo

El personal del zoológico tomó la difícil decisión de separar momentáneamente a mamá e hija pandas para que Maiya se pudiera recuperar perfectamente antes de volver a subir sobre el lomo de Amala. Si no lo hubieran hecho, su herida podría haber empeorado.

Taronga Zoo

Pero notaron que Maiya estaba muy sola porque mamá no estaba para abrazarla. Entonces el personal del zoológico Toronga, en Australia, encontraron un nuevo amigo para ella: un panda rojo de peluche que se parece mucho a ella.

Publicidad

Taronga Zoo

Maiya no puede separarse de su peluche. Se aferra a él cuando come y duerme, ¡como si fuera mamá!

Taronga Zoo

Sus cuidadores se han encargado muy bien de ella y la llevan a visitar a sus amigos de su especie. Gradualmente se recuperará y entonces la podrán llevar de vuelta con mamá Amala.

Taronga Zoo

¡La pequeña Amaiya no se sintió sola con su nuevo amigo guardián!

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.