Vladimir Putin no tuvo pelos en la lengua e hizo repudiable y sexista declaración sobre las mujeres

Publicidad


No hay duda alguna en que Vladimir Putin es uno de los líderes políticos más controvertidos de la realidad actual. Durante su amplio gobierno ha manifestado públicamente su repudio por las personas homosexuales y sus valores sexistas. En el día de la mujer, el mandatario en lugar de celebrar a las mujeres como seres humanos, atribuyó su existencia a la belleza y a la ternura que deberían mostrar en todo momento.

Publicidad

En octubre de 2016, celebró la acusación que se hizo en contra de Moshe Katsav, ex presidente de Israel, quien fue acusado por los delitos de violación y acoso sexual, manifestando que sentía “envidia por él” y la fortaleza que demostró frente a las mujeres. De la misma forma, en 2014 y durante la celebración de los Juegos Olímpicos en Sochi, Putin ordenó a los homosexuales a no acercarse a los niños, diciendo que si mantenían una distancia prudente, éstos no serían objeto de acosos.

AP

Hoy, el mandatario ruso vuelve a encender la polémica mundial al asegurar que debido a que era hombre, él no tenía días malos, a diferencia de las mujeres quienes deben lidiar con “las consecuencias” de la menstruación y los constantes cambios hormonales.

“No tengo días malos porque no soy una mujer”.

AP

La explicación que fue emitida en el documental dirigido por el cineasta Oliver Stone y el cual será emitido por la cadena estadounidense NCB, fue seguida por la explicación de que él no pretende insultar a nadie, pero que sin embargo esta declaración yace desde la “naturaleza de las cosas”. 

AP

 

La repudiable declaración parece no levantar sorpresa en la comunidad internacional, debido a que Vladimir Putin se caracteriza por estar constantemente levantando una bandera de lucha en contra de las personas homosexuales y la igualdad de género.

Publicidad

Publicidad



Fuente: UPSOCL

Publicidad

Publicidad

Written by Mary

Mary

Pensando como siempre en la inmortalidad del cangrejo, surgió una epifanía en la cual soñé un mundo cabalgado por unicornios que sobrevuelan un sin fin de praderas de estrellas y esperanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.